Mantiene Banxico en 3.5% tasa de referencia

 

MÉXICO (Notimex).- La Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) mantuvo la tasa de interés de referencia en 3.5 por ciento, pues considera que la postura monetaria ‘es congruente con la convergencia eficiente de la inflación a la meta de 3.0 por ciento’.

En su anuncio de política monetaria, el instituto central destaca no obstante que la Junta se mantendrá atenta a los factores que pudieran afectar a la inflación y sus expectativas en el mediano y largo plazos, sobre todo a la evolución del grado de holgura en la economía.

De igual forma, a las implicaciones de la postura monetaria de México frente a la de Estados Unidos sobre las previsiones de inflación, añade.

El banco central resalta que la actividad económica en México presentó una desaceleración hacia finales de 2013 y principios del año en curso, por lo que aún no se observa una clara recuperación en los diferentes componentes de la demanda agregada.

Indica que aun cuando el gasto público ha presentado un mayor dinamismo, las exportaciones, el consumo y la inversión privados todavía no muestran señales evidentes de aceleración.

Destaca que si bien las condiciones en el mercado laboral siguen mostrando una ligera mejoría, tanto en este mercado como en la economía en su conjunto, prevalecen condiciones de holgura.

De esta forma, subraya, ‘el balance de riesgos para el crecimiento de la actividad económica no ha mejorado de manera notoria y no se perciben presiones sobre la inflación derivadas del comportamiento esperado de la demanda agregada’.

El Banxico expone que después del aumento que registró la inflación general hasta la primera quincena de enero, ésta comenzó a bajar a partir de la segunda mitad del mes, aunque todavía permanece por arriba de 4.0 por ciento.

En cuanto a la inflación subyacente anual, menciona que también comenzó a disminuir a partir de la segunda mitad del primer mes de 2014, con lo que regresa a niveles cercanos a 3.0 por ciento.

Al respecto, apunta, los incrementos de precios observados en el primer mes de este año, tal como fue anticipado por el Banco de México, se concentraron en un número reducido de bienes y servicios, sin efectos por los ajustes en precios relativos de finales de 2013 y principios de 2014.

Como reflejo de ello, la inflación subyacente mostró una fuerte disminución en febrero y las expectativas de inflación correspondientes a horizontes de menor plazo han presentado ligeras correcciones a la baja, apunta.

El banco central indica que la evolución reciente de la inflación y sus expectativas permiten prever que su aumento en los meses previos ha sido transitorio y no se anticipa que se afecte el proceso de formación de precios en la economía.

Incluso, añade, en el margen el balance de riesgos asociado a la inflación ha mejorado.

Agrega que Estados Unidos presentó un menor dinamismo económico al estimado, a consecuencia de factores transitorios; que en los mercados persiste la incertidumbre sobre los detalles de las acciones futuras de la Reserva Federal estadunidense y que en Europa la recuperación es lenta.

 




Volver arriba