Inicia economía mexicana 2014 con más optimismo

 

MÉXICO (Notimex).- La economía mexicana ha iniciado su tránsito por 2014 con señales opuestas, pero en un entorno de mayor optimismo, consideró la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).

En su reporte ‘Radiografía de la economía y la industria mexicana’, estima que la reanimación ordenada del mercado interno y una evolución favorable de la economía de Estados Unidos serán determinantes para el repunte de la economía mexicana.

Es preciso, refiere, reencender el motor interno y hacerlo en forma oportuna, ordenada y consistente, para dotar a la actividad económica nacional del impulso necesario para tomar, una vez más, altura y velocidad.

Reconoce que lograrlo no será una tarea sencilla, pues la economía mundial sigue ‘navegando por aguas inciertas y turbulentas’, y no se descartan eventos de volatilidad en los mercados financieros que puedan complicar el comportamiento de los agentes económicos, la confianza y expectativas de inversionistas y consumidores.

‘Para México, 2014 debe ser el año del despegue económico y de la formalización de los cambios estructurales realizados en 2013′, subraya el organismo industrial.

Expone en su análisis que este año ha iniciado, por una parte, con mejores expectativas de inversionistas e industriales en torno al comportamiento esperado de la actividad económica nacional en los meses por venir, debido a que anticipan un mejor ambiente para las inversiones.

Los hombres de negocios anticipan la reactivación ordenada de la actividad económica, de la inversión productiva y el empleo.

Esto, continúa, gracias a la mejoría de la economía estadounidense, al compromiso gubernamental en favor de un ejercicio oportuno, transparente y expedito del gasto público destinado a la inversión en infraestructura y al favorable impacto de las reformas económicas recientemente aprobadas sobre la inversión foránea.

Por otra parte, el otro gran actor del proceso económico, es decir el consumidor, mantiene una actitud cautelosa, reconoce.

Refiere que la inflación repuntó por la entrada en vigor de las disposiciones fiscales, el ajuste estacional en los precios de diversos bienes y servicios que se presenta en los albores de cada año y el efecto en cadena asociado al incremento en gasolinas y diesel.

Esto impactó el poder de compra en los hogares y, en no pocos casos, promoverá cambios en los productos que forman parte de la dieta habitual de cada familia, lo que influirá en el comportamiento esperado de las ventas en el arranque del año y afectará en mayor o menor medida la cadena de proveeduría, aclara.

Para la Concamin, cinco factores serán decisivos en el comportamiento esperado de la economía en la primera mitad del año: en el ámbito internacional, la consolidación del crecimiento de la economía y la industria estadounidenses, por ser el principal factor de arrastre del sector exportador nacional.

En el ámbito interno, añade, destacan la oportuna realización de las licitaciones públicas como de las compras de bienes y servicios por parte de los gobiernos federal y estatales; el desempeño de las ventas comerciales; el financiamiento al sector empresarial, y el retorno de la confianza entre los consumidores finales.

 




Volver arriba