Espera HSBC crecimiento de 4.1% de economía mexicana para 2014

 

La estimación del PIB es independiente de las reformas

MÉXICO (Notimex).- Grupo Financiero HSBC se manifestó optimista sobre las perspectivas económicas de México para los próximos dos años, al prever un crecimiento de 4.1 por ciento en 2014 y de 3.8 por ciento en 2015.

El economista en jefe de HSBC para México, Sergio Martín Moreno, refirió que este mejor panorama se basa en la expectativa de una recuperación relativa en el ambiente externo, la flexibilización monetaria implementada este año por Banco de México (Banxico).

Así como por los estímulos fiscales previstos para el próximo año con un déficit fiscal de 4.1 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), la normalización de suministro de gas y la baja base de comparación respecto al 2013, en donde se prevé una tasa de 1.3 por ciento.

El especialista aclara que estas proyecciones no están basadas en suposiciones de impactos sustanciales de la aprobación de las reformas estructurales, ya que tales resultados se manifestarán de manera gradual y en el mediano plazo.

Por lo tanto, subraya, ‘la descripción de la evolución del país con términos como el ‘momento de México’ o ‘milagro mexicano’ bautizado por los medios de comunicación y analistas internacionales están equivocados’.

De hecho, refiere, también hay que tomar los acontecimientos negativos como la falta de crecimiento en 2013 o decepciones sobre la reforma fiscal, situaciones sólo temporales y no como desviaciones significativas de la senda de crecimiento económico de México.

Destaca que este punto de vista de la mejora gradual de la economía también se aplica a una inflación relativamente baja de México y las tasas de interés de política monetaria laxas en 2014 y posiblemente en 2015.

Respeto a las perspectivas de inflación, expuso que aún son positivas, aunque con movimientos al alza ante el impacto de los cambios tributarios aprobados este año, lo que llevaría a los precios del consumidor a 3.9 por ciento a finales de 2014, desde el 3.4 por ciento previsto para 2013.

En su análisis ‘México Economic Outlook’, señala que se espera que el banco central mantenga durante todo el próximo año la tasa de interés de fondeo sin cambios en 3.5 por ciento, para comenzar posiblemente con alzas hasta 2015.

Sergio Martí prevé también que la campaña de reformas estructurales se mantenga con vida en 2014 con los debates de las leyes secundarias, en particular, el de la reforma energética durante el primer semestre del año.

 




Volver arriba