Un plan oficial, “insuficiente”

Ven deficiencias en un programa de Peña Nieto

Especialistas opinan que en un plan oficial se omitieron temas como la estimulación a pequeñas empresas

MÉXICO.- Las seis medidas anunciadas por el presidente Enrique Peña Nieto para reactivar la economía mexicana fueron calificadas como estrategias aisladas e insuficientes por expertos consultados por CNNExpansión.

Los especialistas destacan que la nula relación entre los puntos mencionados y la carencia de vínculos con las reformas estructurales aprobadas ponen en riesgo el objetivo gubernamental.

El viernes el presidente informó seis ejes para impulsar la productividad, que atienden planteamientos del sector privado. Entre ellos destacan la reducción del impacto adverso de las restricciones al uso de dólares en efectivo en la frontera, la creación de una Ventanilla Única del Sector Salud para la Promoción de la Exportación y apoyo crediticio a las Mipymes.

“(El anuncio sobre los dólares en efectivo) puede ayudar a las regiones fronterizas, pero no necesariamente repercutirá en un gran crecimiento económico”, opinó el director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico, José Luis de la Cruz.

El doctor en Administración por el Tecnológico de Monterrey calificó el anuncio como un mecanismo emergente que corre el riesgo de no alcanzar sus propósitos, pues se requiere un plan integral en donde los ejes estén tejidos e integrados a la inversión privada.

Además, subrayó la omisión de instrucciones fiscales para corregir los efectos negativos de la reforma hacendaria, de estrategias concretas para hacer más eficiente el gasto público o el que se haya ignorado el papel de la banca de desarrollo.

“Otra omisión es que no se vincularon estos programas emergentes con las reformas aprobadas; es decir, no hay algo que vincule a las reformas laboral o a la financiera, que en conjunto deberían favorecer el crédito y aumentar la productividad del capital humano”.El plan de Peña Nieto es anunciado en un momento en el que la economía del país está debilitada y en donde no existen señales de una recuperación sostenida a decir del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).La segunda mayor economía de América Latina ha empezado a recuperarse gradualmente este año si se le compara con el débil 1.1% de expansión que registró 2013, su menor tasa desde el fin de la recesión de 2008-2009.Sin embargo, el IMEF dice que en el comportamiento del país persiste debilidad y escaso dinamismo, provocado en parte por la reforma fiscal que entró en vigor este año.En tanto, grupos financieros como Santander y BBVA Bancomer han reducido sus estimados de crecimiento para México en 2014 tras la expansión de apenas 1.8% anual que se registró en el primer trimestre del año. Y el Gobierno le ha tenido que ‘bajar’ el aire a su previsión de crecimiento de 3.9% a 2.7% para 2014.Para Gabriel Martínez, director de la Maestría en Políticas Públicas del ITAM, al plan gubernamental le falta integración y alcance.

El gobierno omitió temas relevantes como la estimulación fiscal para micros, pequeñas y medianas empresas, y la educación y capacitación en materia laboral, indicó.

“Es muy difícil pensar que se mejore el acceso de la empresa micro a todo el sistema legal y fiscal, y es un tema muy grande para el que debería haber un programa también muy grande. Mucha de la economía informal y la baja productividad está en las microempresas”, subrayó.

Sobre el segundo rubro, Martínez aseveró que hay una interconexión muy difícil entre los sectores productivo y educativo.

“Tener una fuerza de trabajo capacitada es condición necesaria para elevar la productividad. Los dos éxitos educativos comparables son Corea (del Sur) y Chile. En México no veo cómo se pueda flexibilizar la relación entre empresa y escuela. Lo veo muy lejano”.

Esta lectura es compartida por el director general del centro de investigación Inteligencia Pública, Marco Cancino, quien le dió un peso importante a la formación profesional y al desarrollo de habilidades de trabajadores.

“Es muy importante que en breve el Gobierno plantee cómo va a aumentar la productividad y no sólo a partir de las reformas estructurales”, apuntó el politólogo por el ITAM y con estudios de Maestría en Economía Política.Cancino consideró que la administración federal sigue creyendo que el gasto público es una de las principales vías para detonar el crecimiento económico, pero no necesariamente es así.”Existen otras vías. Una tiene qué ver con un marco legal idóneo para la inversión privada, sobre todo que haya intercambio económico, esto tiene qué ver mucho con las leyes secundarias de las reformas estructurales para que los sectores económicos puedan jugar en igualdad de condiciones”, reitera.Afirma que las políticas públicas económicas han privilegiado la parte macroeconómica por encima de la micro, por lo que México no ha podido pasar a una etapa en donde los bolsillos de las personas se vean beneficiados.A quien sí gustó el anuncio fue al director de Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología, Lorenzo Ysasi:

“El sector privado tendrá que monitorear para que estas medidas estén cumpliendo el efecto que se busca, y por otro lado estaremos contribuyendo con sugerencias que generen un estímulo”.

Reporte | Confianza

El Inegi dio a conocer ayer el el Indicador de Confianza Empresarial (ICE) de mayo.

Por sectores

Por sector de actividad disminuyó 5.6 puntos en Comercio, 4.6 en Manufacturero y 2.2 en Construcción frente al mismo mes de 2013.

Expectativas

En su comparación anual, las Expectativas Empresariales (EE) del sector Manufacturero sobre la Producción aumentaron 1.2 puntos y las de Demanda nacional de sus productos 1.4 puntos. En la Construcción, la percepción sobre el valor de las obras ejecutadas como contratista principal creció 1.7 puntos y la del Personal ocupado 2.9 puntos.




Volver arriba