Destaca BM estrategia de México contra la pobreza

WASHINGTON, Estados Unidos (Notimex).- El directorio ejecutivo del Banco Mundial (BM) destacó hoy la nueva Alianza Estratégica de País (AEP) 2014-2019 para México, que busca reducir la pobreza extrema y aumentar la prosperidad compartida para todos los ciudadanos.

El BM anunció un acuerdo de cuatro ejes con el gobierno mexicano, que incluye mejorar la productividad a través de una mayor inclusión financiera, estimular la innovación, mejorar la infraestructura y promover un clima de negocios para las pequeñas y medianas empresas.

La institución resaltó la meta de mejorar la prosperidad social mediante una mayor convergencia entre la demanda laboral y el sistema educativo, así como el establecimiento de un sistema de protección social integrado.

Asimismo, mencionó el objetivo de mejorar las finanzas públicas y la eficiencia del gasto público, a fin de eficientar los servicios públicos y la gestión de riesgos.

Finalmente destacó el acuerdo para promover un crecimiento verde e incluyente como patrón de desarrollo a través de energías renovables, gestión forestal y manejo del agua, planeación urbana y óptimo uso de todos los recursos naturales.

Entre los objetivos concretos se encuentra otorgar mejor acceso al financiamiento a 1.6 millones de mexicanos para 2015, apoyar la inversión del sector privado con políticas públicas y aumentar entre 15 y 18 por ciento los ingresos no petroleros.

También se espera aumentar la fuerza laboral calificada, lograr mayor participación del sector privado en la prestación de servicios sociales e incrementar en 10 por ciento las zonas forestales certificadas en cinco años.

El BM hizo notar que, a diferencia del pasado, su nueva estrategia se concentra en un número más limitado de áreas, en las cuales la conjunción del esfuerzo público y privado junto al apoyo del Grupo del Banco Mundial (GBM) puede tener un efecto transformador.

‘Este énfasis significa un esfuerzo común por obtener mejores resultados en el terreno’, dijo Gloria M. Grandolini, directora del Banco Mundial para México y Colombia.

Señaló que por ello la inversión en políticas públicas que se apoyará en los próximos años busca mejorar la productividad y consolidar una política social más inclusiva, que asegure a los más necesitados el acceso a los servicios de salud, educación y seguridad social.

EL BM señaló que la nueva estrategia colaborará en los esfuerzos por destacar las experiencias exitosas de desarrollo mexicano en el mundo, desde los modelos de transferencias monetarias condicionadas hasta las iniciativas de adaptación y mitigación al cambio climático.

‘El trabajo en conjunto del GBM permitirá mejorar la eficacia para el logro de objetivos comunes en áreas como la mejora de la productividad y el clima de negocios, acceso a los mercados financieros y las actividades de desarrollo de infraestructura’, añadió.

Asimismo indicó que la infraestructura continuará como un área prioritaria en las operaciones de la Corporación Financiera Internacional (IFC) en México, en sectores estratégicos como logística, energía y telecomunicaciones.

Entre sus objetivos resaltó también expandir el acceso a financiamiento para pequeñas y medianas empresas, lo que será también pieza central en la estrategia de la IFC en el país.

El BM señaló que en cada una de las cuatro áreas temáticas se dará atención concreta al tema de género.
Asimismo señaló que continuará apoyando las reformas para fomentar el desarrollo sostenible del sector financiero, incluida la reforma financiera recientemente aprobada en México.

Para contribuir a incrementar la productividad, el BM también apoyará políticas que favorezcan el crecimiento de las pequeñas y medianas empresas a través de la simplificación de trámites y regulaciones, y la eliminación de barreras a la competencia.

De la misma forma apoyará los esfuerzos orientados al diseño y la implementación de las reformas de segunda generación en los programas de transferencias condicionadas en México.

Señaló que seguirá apoyando los esfuerzos de México para hacer frente a sus desafíos fiscales y seguirá prestando apoyo técnico para mejorar el sistema de recaudación tributaria a nivel federal además del compromiso continuo en torno a los desafíos en las finanzas públicas sub-nacionales.

Finalmente indicó que mantendrá su apoyo en servicios de conocimiento en materia de gestión integrada de riesgos, así como un programa muy robusto para apoyar la reducción de la huella de crecimiento y mejorar los servicios de agua.




Volver arriba