Bloquean una empresa minera en Guatemala

1 / 6


Policías antimotines en San Jose del Golfo, Guatemala, desalojaron por la fuerza a la Comunidad en Resistencia Pacífica La Puya tras bloquear el paso de maquinaria, lo que ha reavivado el conflicto por el funcionamiento de las empresas mineras en Guatemala.
Policías antimotines en San Jose del Golfo, Guatemala, desalojaron por la fuerza a la Comunidad en Resistencia Pacífica La Puya tras bloquear el paso de maquinaria, lo que ha reavivado el conflicto por el funcionamiento de las empresas mineras en Guatemala.
Policías antimotines en San Jose del Golfo, Guatemala, desalojaron por la fuerza a la Comunidad en Resistencia Pacífica La Puya tras bloquear el paso de maquinaria, lo que ha reavivado el conflicto por el funcionamiento de las empresas mineras en Guatemala.
Policías antimotines en San Jose del Golfo, Guatemala, desalojaron por la fuerza a la Comunidad en Resistencia Pacífica La Puya tras bloquear el paso de maquinaria, lo que ha reavivado el conflicto por el funcionamiento de las empresas mineras en Guatemala.
Policías antimotines en San Jose del Golfo, Guatemala, desalojaron por la fuerza a la Comunidad en Resistencia Pacífica La Puya tras bloquear el paso de maquinaria, lo que ha reavivado el conflicto por el funcionamiento de las empresas mineras en Guatemala.
Policías antimotines en San Jose del Golfo, Guatemala, desalojaron por la fuerza a la Comunidad en Resistencia Pacífica La Puya tras bloquear el paso de maquinaria, lo que ha reavivado el conflicto por el funcionamiento de las empresas mineras en Guatemala.


 

GUATEMALA (EFE).— Una comunidad en resistencia de pobladores, desalojada a la fuerza por la Policía el 23 de mayo pasado tras bloquear el paso de maquinaria, reavivó de nuevo el conflicto por el funcionamiento de las empresas mineras. Los lugareños se hacen llamar Comunidad en Resistencia Pacífica La Puya y en marzo cumplieron dos años desde que se organizaron para bloquear la carretera de acceso a una empresa minera instalada en sus poblados, a 30 kilómetros de la ciudad.




Volver arriba