Vela, en la mira por los excesos

"El Bombardero" pone en entredicho su permanencia en la Real; estallan contra una argucia de Aguirre

A pesar de que muchos lo consideran como el mejor futbolista mexicano de la actualidad, en España piensan que Carlos Vela ya no ha mostrado el mismo nivel que en la temporada pasada con la Real Sociedad, lo cual lo atribuyen a algunos “excesos” que ha tenido fuera del campo.

En un reportaje publicado en “ESPN Magazine”, escrito por el periodista Oier Fano, radicado en San Sebastián, se afirma que “al ‘Bombardero’ se le ha mojado la pólvora”, lo cual ha provocado que las críticas se hagan más evidentes. Fano explica que a su llegada, poco a poco se fue asentando en el equipo y en la ciudad, y estableciendo una gran amistad con compañeros como Antoine Griezmann y Gorka Elustondo.

Su buen nivel provocó que se “taparan” algunos aspectos de su vida. “Las grandes tardes de fútbol de Vela la temporada pasada ocultaron algunos de sus pecados. Cuentan en Zubieta -centro de entrenamientos de la Real Sociedad- que el cancunense fue relegado a la suplencia en el partido del año ante el Athletic de Bilbao -disputado en viernes- por aparecer días antes en el vestuario en condiciones no aptas para entrenar en plenitud”, según el periodista.

En ese partido Vela entró de cambio y consiguió un gol, por lo cual no pasó a mayor y todo quedó en anécdota. “Sólo los componentes de la Real Sociedad y Montanier conocerán lo que realmente ocurrió en vísperas del ‘derby’, pero lo cierto es que Vela no salió de inicio ante el eterno rival de la Real Sociedad. Una decisión que se antojaba inexplicable y que finalmente salió bien”.

“Lo cierto es que Carlos Vela se deja ver con frecuencia en locales y discotecas de San Sebastián. Mientras los goles llegaban y los resultados eran positivos, Vela no solo no recibió reproches, sino que además era elogiado. En el campo, en la calle y en las discotecas. Pero como decíamos en el inicio del reportaje, al ‘Bombardero’ se le mojó la pólvora, y comenzaron las hostilidades”, agrega Fano.

El periodista destaca que Vela ha bajado sus números del año pasado, los cuales ahora se han tornado discretos, ante el cambio de entrenador, pues Arrasate “no está explotando al máximo las condiciones” del artillero.

A los reproches sobre su vida personal, también mencionan algunos dentro del campo, pues de los seis goles que lleva, cuatro los marcó en un mismo partido, además de que su imagen en el equipo se está deteriorando y podría salir al final de la temporada.

“Le acusan de no defender, de no correr y de estar por encima de su peso ideal. Incluso ha tenido que escuchar silbidos de la grada de Anoeta tras insinuar que la próxima temporada podría cambiar de aires.

La Real Sociedad venderá, salvo sorpresa, a Antoine Griezmann a final de temporada y no sería de extrañar que Vela fiche por un nuevo club, según el reportaje sobre el mexicano.

Silbido del “Vasco”

En el Espanyol de Barcelona están muy pendientes de la reunión semanal del Comité de Competición. En Almería acusan al técnico mexicano Javier “El Vasco” Aguirre de confundirles, durante el partido del pasado domingo, imitando el sonido del silbato del colegiado, pero no tienen previsto ni exponer la acción ni recurrir la tarjeta de su estratega, Francisco Rodríguez, que fue expulsado por denunciar airadamente el acto.

El árbitro tampoco recogió nada en el acta y las imágenes no son totalmente concluyentes, de acuerdo con el diario español “Marca”. Por lo tanto, la sanción parece improbable.

La acción ocurrió a la media hora de partido. Nelson frenó el juego y cogió el balón con las manos tras escuchar un silbato, pero éste no procedía del árbitro. Todo el banquillo del Almería estalló y protestó que el sonido venía del banco blanquiazul. Pero el árbitro no recoge en el acta nada, tan sólo las expulsiones derivadas de las protestas. Tras el partido, jugadores y técnico locales se quejaron amargamente.Sobre su expulsión, Francisco explicó que “hay una acción con Nelson, se ha escuchado un silbato, ha parado y luego otra ocasión en la que se ha vuelto a pitar y la ha cogido con la mano”. Javier Aguirre, por su parte, no confirmó ni desmentió si fue el autor del pitido y dejó la culpabilidad en el aire. El encuentro acabó 0-0.- El Universal




Volver arriba