Una yucateca en la Universíada Panamericana de Ajedrez por Equipos

1 / 3


Martha Rosaura Aguiar Frías, izquierda, y Lilia Herrera Hernández
Lorenzo Díaz, en primer plano, junto a sus hijos Isabela y Esteban Díaz Euán, durante la simultánea contra Susana Villanueva Eguía-Lis, en Plaza Diamante
Aspecto de la sesión, en Plaza Diamante


 “Estoy ayudando a mi papá y a mi hermanita a defenderse”, dice, convencido y con aire de autosuficiencia, el  pequeño Esteban Díaz Euán, de cinco años de edad, apenas se aleja de su tablero la joven Susana Villanueva Eguía-Lis, durante espectacular exhibición de partidas simultáneas de ajedrez contra 11 adversarios.

La sesión tuvo lugar el pasado fin de semana en la céntrica Plaza Diamante, “La casa del ajedrez”, donde se puso de manifiesto que el juego ciencia es un buen pretexto para la convivencia familiar, pues hijos, padres y hermanos batallaron codo con codo frente a la experta simultaneadora.

Esteban sí ayudaba en realidad a su hermanita, Isabela, de cuatro años, quien por momentos se equivocaba en los movimientos de los trebejos y él le soplaba entonces algún lance válido. Y también le sugería jugadas a su padre, Lorenzo Díaz, quien junto a ellos participaba en la sesión. Sólo que las maniobras del progenitor eran mejores que las que sin mucha discreción recomendaba su retoño.

El pequeño fue de los que más resistieron los embates de la triple campeona nacional 1993-94 y 95), quien ahora estudia un doctorado en Filosofía y Letras, becada por la Universidad de Texas Tech  (TTU).

Otros dos hermanos, Lilia y Lindbergh Herrera Hernández, jugaron contra la ganadora del Premio Estatal del Deporte 1994, quien desde hoy jueves hasta el 30 de este mes participará en Estados Unidos en la Universíada Panamericana 2013 por Equipos (de cuatro integrantes).

Para estimular el espíritu de lucha de los rivales de Susana, el club “Bobby Fischer”, organizador del evento, ofreció un ajedrez de cristal, con tablero del mismo material, a quien le ganara o empatara. Sin embargo, ninguno de los asistentes pudo con la experiencia de Susana, quien hace algunos años ganó el Premio Nacional de Mujeres Emprendedoras del Fonaes con el  proyecto Escuela de Español para Extranjeros en Mérida (Ecora).

La joven, egresada de la UADY en la licenciatura en Educación y con maestría en Enseñanza de Lenguas Extranjeras en la Universidad de  West Virginia, fue acumulando reyes blancos en el centro del tablero, señal de que iba ganando en cada mesa.

Al cabo de casi dos horas, dijo jaque mate al último de sus rivales, Lorenzo Díaz, en un escenario enmarcado por piezas de ajedrez gigantes, obras de la artista plástica yucateca Sara Lourdes López Godoy.

Sus otros contrincantes fueron Alan Moisés Cetina Zapata, Armando López Estrella, Martha Rosaura Aguiar Frías, Bruno Sebastián Torres Valadez y los hermanos Juan Enrique y Jesús Ayala Gaspar. Este último se llevó el juego de ajedrez de cristal, que se sorteó, pues Susana batió a todos sus adversarios.




Volver arriba