Un tropiezo sorpresivo

Un tropiezo sorpresivo

Un Valencia diezmado se lleva la victoria del Camp Nou: 3 a 2

1 / 2


El barcelonista Pedro Rodríguez disputa el balón con Pablo Piatti, del Valencia, ayer
Nordin Amrabat, en disputa con Iván Rakitic, en el duelo que el Málaga le ganó 3-2 al Sevilla. A la izquierda, Dani Alves cae, ayer en el Camp Nou


BARCELONA, España (AP).- El Valencia dio la campanada ayer en la liga española y ganó 3-2 al Barcelona, que perdió por vez primera de local en el campeonato y podría despedirse también del liderato al término de la fecha 22.

El Barca, que sólo ha sumado cinco de los últimos 12 puntos en disputa y no cedía ninguno en su estadio desde octubre de 2012 cuando empató 2-2 con el Real Madrid, ocupa transitoriamente la cima con 54 unidades, las mismas que el Atlético de Madrid, que tiene peor balance goleador, y una más que el Real Madrid. El Atlético recibe hoy a la Real Sociedad, en tanto que el Madrid visitará al cierre el estadio del Athletic de Bilbao.

El Valencia, que sumó su segundo triunfo desde el arribo del técnico argentino Juan Antonio Pizzi a principios de 2014, marcha octavo con 28 unidades.”Nos falta trabajo y tiempo, y tendremos altibajos. Esperemos que sean menores hasta mejorar y lograr el equilibro necesario para nuestra manera de jugar. Tengo toda la ilusión y estoy satisfecho con el plantel”, declaró Pizzi.

El chileno Alexis Sánchez, máximo cañonero azulgrana con 13 dianas, puso en ventaja al cuadro local a los siete minutos, pero Dani Parejo niveló a los 44′ por el Valencia, que tomó la delantera con el tanto de Pablo Piatti (48′).

Lionel Messi (54′) volvió a nivelar la contienda de penal, pero Paco Alcácer (59′) anotó el gol de la victoria visitante, previo a la expulsión del barcelonista Jordi Alba.

“Hoy, con más empuje y menos ideas, no pudimos dar la vuelta como hicimos en otras ocasiones. Las opciones están intactas, pero ahora empezamos a jugar una liga totalmente distinta”, resumió Gerardo Martino, técnico azulgrana

El Barca se las prometía felices ante el Valencia, que llegó al Camp Nou en plena revolución y con numerosas bajas en el plantel.

Más aún después de que Sánchez y Xavi Hernández estrellaran remates en el cuerpo de Diego Alves en el arranque, previo al gol del chileno, en remate afortunado a cruce de Messi, con bombeo imposible sobre el sorprendido arquero.La tralla azulgrana, con el rosarino de asistente, incrementó con un disparo alto de Sergio Busquets, una llegada fallida del lateral Dani Alves, un cabezazo de Sánchez repelido a quemarropa y una carrera de Messi que Jeremy Mathieu tapó como pudo.Pero el escenario empezó a cambiar con una inusual salida en falso de Víctor Valdés en el área azulgrana y cabezazo franco, aunque errado, de Ricardo Costa.El aviso se tornó castigo a la siguiente llegada valencianista: balón robado por Parejo en la medular, combinación con Sofiane Feghouli al contragolpe, definición fría y celebración caliente. El equipo de Pizzi creía en la remontada.

La igualada, lograda al filo del descanso, dio alas al Valencia, que se quitó los complejos de una primera vuelta jugada a despecho con el 2-1 de Piatti, surgido de una profundización por banda derecha mal defendida y la victoria en el salto del más bajito de la cancha, imponiéndose a Alves con la cabeza y superando a Valdés.

Pese a sus pecados, el equipo de Martino se encontró con el premio de un penal inexistente por mano de Costa y Messi se reconcilió con el gol en liga, pues no marcaba desde el 28 de septiembre frente al Almería, cuando cayó lesionado.

Nerviosismo

El Barca se precipitó tanto en la elaboración como la definición, y el Valencia pescó en río revuelto con el gol desequilibrante de Alcácer, oportuno rematador de un nuevo cruce de Feghouli tras saque de banda, con la zaga local de mera espectadora.

Con el partido abierto, Alba vio la tarjeta roja ante su ex equipo y Pizzi finalmente celebró su segundo triunfo en el estadio donde se destacó como futbolista en los 90′; no sin antes respirar hondo en la última ocasión marrada por Messi, de remate excesivamente cruzado tras brillante tacón de Andrés Iniesta.

Al cierre de la jornada, el Málaga volteó el duelo regional contra el Sevilla, ganando de local por 3-2.El brasileño Duda decantó la balanza con dos goles (31′ y 83′), el primero de penal y el segundo en la agonía tras un excelente pase del argentino Pablo Pérez. Antes, la décima diana del colombiano Carlos Bacca (49′) y otro tanto del argentino Federico Fazio (66′) habían puesto transitoriamente arriba a los visitantes, pero Samuel Sánchez (77) inició la remontada del Málaga, que se distanció del descenso.

Levante y Rayo Vallecano empataron 0-0, resultado que se repitió en el Getafe-Valladolid.Los getafenses pudieron cantar victoria de no repeler la madera un zapatazo de Diego Castro en los descuentos, pero se conformaron con sumar su segundo punto de los últimos 21 posibles. Tanto Rayo como Valladolid siguen en puestos de descenso.




Volver arriba