Un plan innovador

Por los Halcones, el entrenador Pete Carroll y el mariscal de campo Russell Wilson ejecutan un ataque muy habitual en el fútbol americano universitario pero poco usado en la NFL, básicamente por el riesgo en el que pone al quarterback.

Conocido como opción (read option), permite que el mariscal vea rápidamente qué hace la defensa, si los linebackers y atacan al running back, conserva la pelota para decidir si corre o la lanza a algún receptor abierto.

Obvio es que al correr el quarterback está a merced del golpeo de la defensa, un riesgo que pocos entrenadores quieren correr. Pero desde 2004 ha aumentado la cantidad de equipos que usan este esquema y el sendero que abrió Michael Vick, luego seguido por Cam Newton, Colin Kaepernick, Alex Smith, Nick Foles y Robert Griffith III.

Cuando los Seahawks van por tierra tienen dos amenazas. La primera es Wilson, quien llevó la pelota 96 veces para ganancia de 539 yardas (en comparación, Manning tuvo -32) y la segunda es Marshawn Lynch, quien corrió para 1.277 yardas y fue el sexto mejor running back de la liga.

La ventaja de este esquema fue definida así por el entrenador de los Patriotas, Bill Belichick: “Cuando pones a un quarterback que sólo pasa o entrega la pelota detrás del center pierdes a un bloqueador. Básicamente juegas con 10, pero cuando el mariscal puede correr a la defensa le falta gente para detenerte”.

Si usan el esquema de opción obligan a que un linebacker siga al mariscal sin atacar el balón, lo que deja a la defensa sin un integrante y permite al ataque disponer de otro para que bloquee.-AP




Volver arriba