Un mano a mano sin brillantez

Un mano a mano sin brillantez

VALENCIA (EFE).- El diestro francés Sebastián Castella cortó la única oreja en el mano a mano que le enfrentó ayer en Valencia al español Miguel Ángel Perera, en un festejo que resultó monótono por la escasa raza del ganado y los propios planteamientos de los matadores.

Se lidiaron seis toros de la ganadería de Zalduendo, de muy dispares volúmenes y trapío, aunque todos con seriedad en las cabezas.

Sebastián Castella: pinchazo y estocada honda desprendida (ovación); estocada trasera (oreja); y pinchazo, media estocada tendida y descabello (ovación tras aviso).

Miguel Ángel Perera: estocada trasera desprendida (palmas); estocada trasera (silencio); y pinchazo, pinchazo hondo y mató de un descabello (silencio).La plaza registró más de tres cuartos de entrada, en tarde agradable, en el noveno festejo del abono de Fallas.

El mano a mano fue forzado por la negativa de Alejandro Talavante, quien salió del cartel luego de que no obtuvo otra corrida en la feria.




Volver arriba