Tomás, sublime en gran grande

Tomás, sublime en gran grande

Corta tres orejas en Málaga y la leyenda continúa

La parte final de la faena de José Tomás a su primer enemigo ayer en el coso de La Malagueta

Desde que el sábado 9 de agosto salieron a la venta las entradas sueltas para la corrida de ayer en Málaga, las localidades estaban agotadas.

Las peticiones para poder ver a José Tomás en vivo en una de sus tres únicas actuaciones en España esta temporada se dispararon. Aficionados procedentes de todos los rincones del mundo se dieron cita en un atractivo cartel, completado por el rejoneador Hermoso de Mendoza. El objetivo era unir en una misma tarde a los dos máximos representantes del toreo, de a pie y de a caballo.

Ya desde antes de iniciarse el festejo, el ambiente denotaba que se trataba de una tarde muy especial. Todo el mundo quería disfrutar y sentirse privilegiado de poder presenciar un espectáculo de primer orden.José Tomás eligió para este festejo toros de Victoriano del Río y Parladé, bien presentadas y a la altura de las corridas más serias de toda la Feria de Málaga. Se enfrentó en primer lugar a un toro de Parladé que no cumplió con lo que se esperaba, pero se tragó las verónicas del recibo y un quite por delantales muy ajustado. Y aunque apenas se le castigó en varas, llegó a la muleta muy mermado.

Con la cara alta y sin desplazarse, los intentos de lucimiento del torero y las esperanzas depositadas por los aficionados se diluyeron.

Pero tarde o temprano tenía que llegar el lío, y este se produjo en el segundo de su lote, otro toro con cuajo de Victoriano del Río, muy noble, aunque también muy justo de fuerzas. Puso a la plaza en pie con las chicuelinas iniciales, el corazón en un puño con un quite en el que estuvo a punto de ser prendido, y a continuación paró el tiempo con tandas lentísimas tras comenzar la faena con estatuarios. Las series tuvieron mucha profundidad y fueron vividas con entusiasmo en los tendidos, fundamentalmente por el pitón derecho, ya que por el izquierdo bajó considerablemente la calidad del astado.

Estético resultó el final del trasteo, en el que un aficionado se arrancó a cantarle, y tras un pinchazo y una estocada corta obtuvo una oreja paseada triunfalmente.

Faena cumbre

La faena del sexto sirvió para encumbrar a la historia una tarde que ya de por sí era memorable. Esta vez no lució con el capote con el toro con más cuajo de la corrida. Al tomar la muleta se fue a los medios para comenzar una faena basada en el pitón izquierdo, y en la que se sucedieron naturales de enorme plasticidad, rematados con majestuosos pases de pecho ante un buen Parladé.

Esta vez sí que logró una estocada al primer intento, que fue suficiente para que rodara el animal y se solicitaran con fuerza dos orejas que el palco concedió.

Hermoso también cortó una oreja al segundo de su lote, en el que brilló fundamentalmente a lomos de “Chenel”, con quien lo fue encelando a dos pistas, quebrándolo espectacularmente por los adentros y clavando siempre en todo lo alto.Muy elegante, se lo dejó llegar mucho en las piruetas con Habanero; para concluir con las banderillas cortas a dos manos con Pirata, con el que logró un efectivo rejón de muerte al segundo intento.También fue importante su labor en el primero, que salió manso y huidizo de salida, pero que terminó encelado a los caballos. Hermoso lo aprovechó en una elegante faena a lomos de “Dispatate” y “Viriato”, y cerrada también con su caballo “Pirata”.En la misma línea estuvo en el quinto, esta vez con caballos como “Churumay” o “Dalí”, colocando siempre banderillas en todo lo alto y citando al estribo. Por tercera vez salió “Pirata” para el tercio de muerte, colocando antes dos nuevos pares de cortas. Faltó que el rejón cayera arriba. La gente se fue contenta. Había ido por Tomás y el de Galapagar les regaló una tarde muy a lo suyo. La leyenda sigue.- EFE

Encuentra en nuestro sitio una galería fotográfica y el vídeo del triunfo de José Tomás en Málaga.




Volver arriba