Regresa el mito

Expectación al máximo hoy por José Tomás

2_030514p4tomas-uuuphoto01

El mundo taurino está de enhorabuena, pues hoy reaparece en los ruedos uno de sus pilares más importantes de los últimos años, José Tomás, y lo hace en México, tierra a la que no acude desde 2010, cuando sufrió una de las cornadas más graves de su carrera, en la Monumental de Aguascalientes.

Los “tomasistas”, como se conocen a los incondicionales devotos de este mito en vida del toreo, viajan en masa a Juriquilla, en Querétaro, para ver a su ídolo, que vuelve para arropar a su gran amigo Fernando Ochoa, que representa el contrapunto de un festejo que será el último de su carrera en activo.

Aficionados mexicanos llevan desde el pasado lunes haciendo cola en las taquillas del coso de Juriquilla para adquirir una entrada, cuyos precios oscilan entre 250 y 1,300 pesos (de 19 a 100 dólares), importes bastante asequibles dados los desorbitados precios que suelen barajarse cuando José Tomás se anuncia.

Otra cosa será la reventa, previsiblemente por las nubes (un yucateco, Roberto Tapia, pagó 1,500 pesos por una de 250), algo que nunca suele ser óbice para que se agote “el papel”, pues muy pocas corridas se recuerdan de Tomás en las que no se cuelgue el cartel de “no hay billetes”.

Pero ésta no es una reaparición sin más, pues con ella se despejan muchas dudas, rumores que han rodeado a su persona sobre su condición física, si aún arrastra secuelas de aquel gravísimo percance o del inoportuno accidente campero que tuvo también a principios del año pasado, y si le habían afectado a su estado de ánimo.

Y la realidad es que José Tomás nunca ha dejado de prepararse para regresar con todas las garantías, igual que estaba aquella histórica mañana del 16 de septiembre de 2012 en el coliseo de Nimes, cuando escribió una de las páginas más brillantes de la historia reciente de la tauromaquia, a la postre, la última corrida del astro de Galapagar hasta la fecha.

Cuentan ganaderos y personas de su entorno que este invierno no ha cesado de torear en varias fincas españolas, y que su condición física es extraordinaria, algo que se ratifica con el anuncio de su segunda tarde, el 19 de junio en la Feria del Corpus de Granada.

Y aún más, pues a pesar del ya conocido hermetismo de su círculo de confianza, ya hay cábalas sobre futuras fechas, plazas y ferias donde puede que se anuncie José Tomás en 2014. Las más sonadas son Huelva, Málaga, Badajoz o El Puerto de Santa María, a falta de confirmación oficial de alguna de estas empresas.

El caso es que José Tomás regresa para alimentar aún más el cotarro taurino, ávido de la presencia de una figura de su talla profesional y de su tirón popular, y aunque siga rehuyendo la competencia con otros primeros espadas y planificando sus compromisos a su imagen y semejanza, su vuelta supone una grandísima noticia.

Juriquilla será durante un día la capital mundial del toreo, una ciudad a la que Tomás no acude desde 2007 y donde vuelve para borrar de un plumazo los fantasmas de aquella terrible cornada que a punto estuvo de costarle la vida, y para decir alto y claro, “aquí estoy yo de nuevo”.

La gran cita será a las 18 horas, sin cámaras de televisión de por medio, como ha sido desde que Tomás decidió llevar por sí mismo su carrera.- EFE

“No creí que mi carrera estaba acabada, sabía que volvería”

Rafael Nadal

Tras su victoria



Volver arriba