Ni corrida ni temporada en Mérida

Abrupto final del serial: discrepan empresa y juez

2_160114p3orosphoto01

No hubo solución al conflicto que comenzó el domingo por la mañana en los corrales de la Plaza Mérida y la temporada taurina tuvo un abrupto final.

Ayer, Espectáculos Taurinos de México, empresa que regenteó la temporada en la capital yucateca en los últimos tres años, anunció en una rueda de prensa que suspendía la corrida del domingo 19 y toda la temporada, luego de que la autoridad, encabezada por el juez Ulises Zapata León, rechazó cinco de ocho toros enviados por la ganadería de Begoña, propiedad de Alberto Bailleres, a la vez titular del grupo que organizaba el serial.

De tajo, se corta una temporada que iba en su parte más importante. Con la corrida del domingo 19 comenzaba una etapa en la que estaban contempladas cuatro actividades encabezadas por figuras del toreo. Con Sebastián Castella, el 19 iban a alternar “El Zotoluco” y Michelito. Para el 2 de febrero venía “El Juli”, para febrero igual se inaugurarían las actividades taurinas en el Domo, en la salida a Progreso, con Morante de la Puebla, y en marzo vendría el rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza a cerrar el serial en el coso de Reforma.

En una rueda de prensa a la que llegaron destacados comentaristas y analistas taurinos de medios nacionales, Ricardo Sánchez, director de Espectáculos Taurinos, lamentó los últimos acontecimientos, en los que rechazaron los toros por el usía. “No podemos seguir tolerando actitudes como la del juez de plaza, que tiene un criterio variante y en la corrida de San Isidro dejó fuera un toro grande y aprobó el más chico, y lo sabemos, y ahora rechaza toros que, lo pueden constatar, podrían ser autorizados en cualquier otra plaza del país”, dijo Sánchez, matador en retiro, acompañado por Juan Carlos López, gerente.

Anoche, el regidor de Espectáculos del Ayuntamiento de Mérida, José Elías Lixa, declaró que “entendemos todo lo que puede causar, la repercusión que tiene una suspensión como esta, pero el juez es nuestro representante y está facultado para tomar la decisión con base en el reglamento que le avala. Respaldamos su postura”.

Apenas el lunes, Zapata León declaró que no aceptó cinco toros el domingo porque “no tienen trapío para ser lidiados en una plaza de prestigio como la Mérida”.

La decisión causó controversia en el medio taurino. Aficionados a favor y en contra de los hechos manifestaron sus posturas, partidarios varios de la aplicación del reglamento, y otros que, al ver los astados en los corrales, no estuvieron de acuerdo con lo que se hizo.

Dos de los periodistas que llegaron fueron Juan Antonio de Labra y Juan Antonio Hernández. El primero, director del portal altoromexico.com, dijo que la corrida le parece con “argumentos suficientes para lidiarse en cualquier plaza. Se ve seria, como muchos quisieran. Es una pena. Una decisión unilateral que toma la empresa, propiciada por una decisión que no parece apropiada por el juez de plaza”.

Hernández, director del programa “México bravo”, conocido como el “Torero azteca”, dijo que “me parece que la corrida aprobada por el juez en la inauguración de la temporada (de Teófilo Gómez) es mucho más chica y menos seria que esta de Begoña. Entonces, vemos que no hay el mismo criterio de parte del juez, que hoy no acepta una corrida que se ve seria y aprobó otra que, evidentemente, no lo fue”.- Gaspar Silveira Malaver

Reporte del juezEl siguiente es el documento enviado por el juez de plaza, Ulises Zapata León, en el que anuncia la suspensión de la corrida del domingo 19.Comunicado de PrensaMiércoles 15 de enero de 2014Con base en las facultades que como Juez de Plaza me confiere el Reglamento de las Plazas de Toros en el Municipio de Mérida y en cumplimiento de los artículos 89, 100 y 101, me permito informar a la opinión pública que el día de hoy no se dieron las condiciones que marca el propio reglamento sobre la materia, por lo cual se procede a la suspensión del festejo taurino que, en un principio se llevaría al cabo el próximo 19 de enero en la Plaza de Toros de la ciudad de Mérida. La suspensión procede porque el pasado domingo 12 de enero se emplazó a la empresa taurina encargada de los festejos, “Espectáculos Taurinos de México “, a reponer cinco toros que no cumplieron con lo establecido en el Art.35 del Reglamento de las Plazas de Toros en el Municipio de Mérida, en las fracciones IV, V, VII y IX.IV.- Cumplir con las condiciones de trapíoV.- Tener las astas integras y reunir las condiciones físicas y zoosanitarias necesarias para la lidia.VII.- No ostentar defectos graves de encornadura que demeriten el trapío, salvo que a juicio del juez de plaza se autorice su lidia.IX.- Los toros o novillos que tras ser desembarcados no fueran aprobados por las autoridades taurinas, veterinarios, y juez de plaza no deberán permanecer en las corraletas de la plaza por más de 72 horas.Derivado a lo anterior, se emplazó a la empresa taurina para que en un lapso no mayor a 72 horas se subsanaran las observaciones que hizo ésta autoridad de sustituir los cinco toros que no presentaron ni cumplieron con el trapío que merece una plaza de toros de primera categoría, como lo es la plaza de toros Mérida. Los astados rechazados son los números 387, 110, 395, 110 y 34 registrados por la Ganadería de Begonia. Dicho plazo llegó a su término este día miércoles 15 de enero del presente a las 12:00 horas.Cabe señalar que una vez vencido el emplazamiento, ya se procedió a informar de esta decisión de suspensión del festejo al Departamento de Espectáculos del Municipio para que de acuerdo con sus facultades y obligaciones haga valer lo dispuesto en el transcurso de este mismo día.

¿Quién tuvo la razón?El empresario Ricardo Sánchez y el juez de plaza Ulises Zapata León dan sus puntos de vista sobre la situación taurina.

Consideramos que el juez de plaza actuó unas veces sí y otras veces no. Esta corrida que presentamos, para nosotros y para muchos, cumple con lo requerimientos para ser toreada en esta plaza y en cualquier otra. Son varias veces que hemos pasado por estas situaciones y consideramos que lo mejor es no seguir porque no hay las garantías para poder desarrollar una temporada con la seriedad y respeto que, como empresa, tiene Espectáculos Taurinos de México. Lo lamentamos mucho.

Los cinco toros que se rechazaron no cumplieron con el trapío que se requiere para ser lidiados en una plaza con la seriedad y el prestigio de la Mérida. Mi función como responsable y representante de la autoridad es vigilar el respeto a lo que paga un aficionado. Tomamos la decisión con base en lo que vi y lo que vieron las personas que me asesoran, como la Comisión Taurina y los médicos veterinarios. Se trata de garantizar un espectáculo digno de los aficionados de la Plaza Mérida.




Volver arriba