Intenso fin de semana taurino en la Península

Bien los Lagravere, Rodríguez y toros de Loret de Mola

1 / 2


A la izquierda, el novillero colombiano Germán Rodríguez con el rabo que cortó en Bolonchén, Campeche. Arriba, Michelito, quien triunfó en Pich


La Península de Yucatán tuvo un intenso fin de semana taurino. El puente tuvo toros por todos lados en la región.

Con matadores, rejoneadores y novilleros también destacó la ganadería yucateca de Loret de Mola, que se ubica en el rancho “Toriles”, propiedad de José Antonio Loret de Mola Gómory.

Esa dehesa, reporta Eduardo Puerto López, lidió 12 ejemplares en tres días en diversos cosos de Campeche.

En Pich, se lidiaron siete bureles. El viernes, en novillada, Gerardo Solís cortó dos orejas y André Lagravere dos orejas y rabo. El sábado, el rejoneador Cuauhtémoc Ayala fue ovacionado y, a pie, Michelito Lagravere se llevó dos apéndices.

El domingo, Michelito también se llevó dos trofeos, igual que Diego Sánchez.

Bolonchén fue otra comunidad campechana donde hubo toros. En su placita casi rectangular, el domingo Víctor Mora, Pepe Estrada y el novillero colombiano Germán Rodríguez cortaron a dos apéndices ante ahijados de Loret de Mola, y Rodríguez repitió su triunfo el lunes al obtener un rabo, igual que Jorge López “Zotoluco”.

Germán Rodríguez, recibió a su enemigo con una larga cerca de tablas, toreo por verónicas, rematando con revolera que fue aplaudida. Coloco banderillas y realizo una variada faena de muleta, al entrar a matar pincha, realiza unos pases por alto viendo al tendido y mete un espadazo que hace doblar al novillo sin puntilla, el juez otorga dos orejas y el público solicita el rabo. Los astados de “Loret de Mola”, demostraron bravura, clase y recorrido al momento de embestir, es por eso que esta dehesa yucateca se va colocando poco a poco en el gusto de los matadores que vienen a estas feria tradicionales y las empresas ya tienen una opción mas para llevar el ganado de esta joven ganadería yucateca. También hubo fiesta el domingo en Teabo, en un evento de rejoneo en el que actuaron cuatro de los centauros yucatecos que hay en actividad en estos momentos.

El mejor librado fue David Cesa, quien se lució toreando con el segundo. Fernández Madera, Cuauhtémoc Ayala y Maricela Helguera dieron vuelta al ruedo con lleno en los tendidos ante ejemplares (a la portuguesa) de Quiriceo, Santa María y Torrecilla (el mejor, para Maricela). Madera actuó con los caballos de Ayala pues los suyos no llegaron por un desperfecto en el transporte.

En Kantunilkín, Quintana Roo, se corrieron toros de “La Ceiba” y triunfó Leopoldo Casadola con tres orejas, mientras que el rejoneador Rodolfo Bello obtuvo un apéndice y fue ovacionado.- Gaspar Silveira Malaver




Volver arriba