“El Juli”, por la puerta grande

Julián le corta una oreja a su primero y una al segundo

1 / 2


"EL JULI" salió a hombros; Alejandro Talavante cortó una oreja
El madrileño Julián López "El Juli" ejecuta un pase de pecho a su primer enemigo, ayer en la plaza de Pamplona, en la Feria de San Fermín


Julián López “El Juli” salió a hombros de la plaza de Pamplona, al cortar dos orejas, tras meter en la muleta a sus dos toros, durante el sexto festejo de los sanfermines.

La corrida estrella de la feria tuvo final feliz. No hubo grandes faenas ni triunfos resonantes, pero sí un buen tono general de “El Juli” y de Alejandro Talavante, que se aplicaron para sacarle jugo a la deslucida corrida de Domingo Hernández.

A los toros, de muy aparatosas cabezas, no les faltó nobleza pero sí raza para mover sus voluminosos cuerpos. Es decir, poco motor para tanta carrocería.

Así que a los toreros les tocó poner de su parte para compensar esa falta de emoción y crear buenas faenas.

Quien lo logró con mejores resultados fue “El Juli”, viejo ídolo de esta plaza que conoce perfectamente sus resortes.

La faena, más técnica que apasionada, no tuvo gran brillantez hasta que el madrileño consiguió meterse en la corta distancia, muy cerca de los pitones para darse un consciente arrimón que llamó la atención del tendido y le valió ya la primera oreja.

Rubricó su tarde

La segunda la obtuvo del quinto toro. Julián, a base de dejarle la muleta en el hocico, fue “sobándole” pase a pase hasta lograr desengañarle y ligarle así varias series de muletazos más intensas.

Alejandro Talavante le cortó una oreja al tercero, toro al que le faltó ritmo en sus medidas embestidas. En el sexto no tuvo tanta suerte y se fue en silencio.

Finito de Córdoba tuvo una tarde gris en su regreso a Pamplona, al ser pitado con sus dos enemigos.- EFE



Volver arriba