Drama en el callejón de Madrid

Salta un novillo y causa lesiones y difíciles momentos

2_130514p3torosphoto01
1 / 3




La primera novillada de la Feria de San Isidro tuvo como ingredientes principales la mansedumbre del encierro de Fuente Ymbro, un dramático episodio en el callejón y el valor de los novilleros que, aunque no pudieron mostrar todas sus cualidades, dejaron claras los tres sus ganas de triunfar.

Román cortó una oreja al quinto en una faena en la que expuso en cada pase ante un novillo complicado e incierto. Se le concedió una oreja que paseó con algunas protestas del público.

José Garrido, muy dispuesto, no tuvo posibilidades con su lote, y Mario Diéguez tampoco se afligió y trató siempre de hacer el toreo clásico aunque los novillos no ayudaron.

Un operario de la plaza y un mozo de espadas resultaron heridos por el salto del cuarto novillo al callejón. Momento de pánico, que quizá fue lo más destacado de un festejo deslucido.— Gaspar Silveira




Volver arriba