Novak Djokovic sigue implacable

El serbio Novak Djokovic lo hizo de nuevo y con un contundente marcador de 6-0 y 6-1 ante el español Pablo Carreño, se plantó en los cuartos de final del Masters 1000 de Montecarlo, cediendo únicamente dos juegos.

Campeón de en Indian Wells y Miami en pista dura, Djokovic parece decidido a defender su corona en Montecarlo de forma autoritaria. Nada mejor que hacerlo venciendo a cuanto español le salga al paso. Primero lo hizo con Albert Montañés, en 45 minutos (6-1 y 6-0), y hoy ante el verdugo del francés Gael Monfills en dos minutos más de lucha.

Y todo esto con las dudas que ha provocado la cinta de protección que lleva en una de sus muñecas. Dudas que despejó hoy con autoridad en el primer enfrentamiento contra Carreño ante el que no concedió una sola oportunidad de rotura y al que robó su saque en cinco de las siete ocasiones de que dispuso.

Para llegar a semifinales, Djokovic deberá ponerse a prueba de nuevo contra otro de los componentes de la Armada española, Guillermo García López, que ya lleva ocho victorias seguidas, con título en Casablanca, y que derrotó al checo Tomas Berdych, quinto mejor jugador del mundo, por 4-6, 6-3 y 6-1, para lograr su mejor actuación en el torneo monegasco, y sus segundos cuartos en un Masters 1000, después de los de Shanghai en 2010.

Mientras, Rafael Nadal convirtió su victoria sobre el italiano Andreas Seppi, por 6-1 y 6-3 en la número 300 sobre tierra batida de su carrera, y en un día soleado con mucho público en el Montecarlo Country Club, cerró su triunfo número 50 en este torneo en una hora y 13 minutos.

Sólo once jugadores, desde que comenzó la Era Open, han logrado la cifra de 300 victorias sobre arcilla. Nadal se ha unido a ese grupo, y durante esta semana puede incluso ampliar la cifra. El argentino José Luis Clerc, con 301, puede ser su próxima víctima, aunque todavía está lejos de las 644 del también argentino Guillermo Vilas.

El español Carlos Moyá fue el último jugador en lograr las 300 victorias en esta superficie, en 2007. Nadal inició esta racha en 2002 en Mallorca al vencer al paraguayo Ramón Delgado, cuando el mallorquín tenía tan solo 15 años.

No fue con mucho el mejor partido de Nadal en tierra, pero jugó lo suficiente para derrotar a Seppi por quinta vez en seis encuentros, cerrando el duelo como a él le gusta, con un golpe ganador, en este caso un saque directo, el segundo de su cuenta,

“Hoy he jugado un partido bueno, sobre todo en el primer set, a un ritmo alto, que él no supiera como salir. Después me he parado un poquito con 4-1, y suerte que he podido cerrarlo”, observó Nadal.

David Ferrer, finalista en 2011 y ausente el pasado año de este torneo por lesión, será el próximo rival de Nadal, al vencer al búlgaro Grigor Dimitrov, por 6-4 y 6-2 en una hora y 36 minutos, con lo que el torneo se asegura un semifinalista español.

Ferrer jugó un tenis exquisito en el segundo parcial, y aunque necesitó tres oportunidades para liquidar a Dimitrov, quien mostró por rachas su excelente y reconocida clase, alcanzó los cuartos de este torneo por séptima vez.

“Me está costando mucho empezar, no solo en este torneo, llevo un mes un poco “diesel”, dijo Ferrer para explicar sus sensaciones en la pista, y sobre todo pensando en su duelo contra Nadal de mañana viernes.

“Espero estar bien, pero Rafa en tierra batida…”, suspiró David. “Lo importante es que hoy me he sentido bien tenísticamente y espero que mañana pueda sentirlo también”.

Nadal ha vencido a Ferrer en 21 de las 26 ocasiones en que se han enfrentado y tres veces en estas mismas pistas del Montecarlo Country Club, la última en la final de hace tres años.

Otro de los cuartos enfrentará al suizo Roger Federer, cuarto favorito, que arrolló al checo Lukas Rosol por 6-4 y 6-1 en menos de una hora, contra el francés Jo-Wilfried Tsonga, que superó al italiano Fabio Fognini por 5-7, 6-3 y 6-0.

Los primeros en lograr los cuartos fueron el suizo Stanislas Wawrinka, beneficiado por la incomparecencia del español Nicolás Almagro que no saltó a la pista por una lesión en el pie izquierdo, y Milos Raonic, que se deshizo del español Tommy Robredo por 6-4 y 6-3 tras una hora y trece minutos. — EFE




Volver arriba