Nadal: un camino difícil

El español inicia contra el local Bernard Tomic

2_120114_ausphoto01

Rafael Nadal, que volverá a la Arena Rod Laver de Melbourne después de la final de 2012 en el Abierto de Australia, reconoció que enfrentarse en primer ronda contra el local Bernard Tomic no era “lo mejor para debutar en un Grand Slam”.

Nadal, además, si avanza podría tener que enfrentarse a otros dos jugadores australianos Thanasi Kokkinakis y Lleyton Hewitt, antes de los cuartos de final.

“No es la mejor primera ronda que conozco para empezar un Grand Slam, jugando contra un jugador local y joven, que jugó muy bien en el pasado aquí y que está jugando bien”, dijo Nadal.

“Ha jugado la final en Sídney y es un comienzo difícil. Ya jugué contra él aquí en Australia y contra Lleyton en varias ocasiones”, añadió.

El número uno del mundo siguió analizando a su primer rival en Melbourne.

“Es un gran talento. Tiene un buen saque y es capaz de jugar con muy buen control de la línea”, siguió Nadal.”Lo importante es tratar de estar preparado desde el primer partido e intentar mantenerte fresco mentalmente. Espero poder ser competitivo y hacer lo correcto para ir pasando rondas”, observó Rafael Nadal, que jugará el martes contra Tomic.

Tomic cayó ayer ante Juan Martín del Potro, quien se quedó con el título del torneo de Sídney, venciendo cómodamente 6-3, 6-1 australiano.

En un duelo que sólo duró 53 minutos, el argentino tuvo un triunfo fácil sobre el campeón defensor. Del Potro había derrotado 6-4, 6-2 al ruso Dmitry Tursunov un día antes para avanzar a la final. Tomic, por su parte, venía se vencer trabajosamente al ucraniano Sergiy Stakhovsky 6-7 (4), 7-5, 6-3.

En tanto, Serena Williams se perfila por su 18o. título de Grand Slam, hazaña con la que igualaría las marcas de las estadounidenses Martina Navratilova y Chris Evert.

Paso a paso, la menor de las hermanas Williams iguala las gestas de las leyendas del tenis femenino.

“Significaría mucho estar en el mismo sitial de tan grandes jugadoras”, dijo ayer Serena en una conferencia de prensa previo al torneo.

“Todavía tengo mucho trabajo que hacer. Obviamente quiero alcanzar ese sitial, pero todavía no estoy ahí”, dijo Serena con una pizca de humildad en sus declaraciones.

“Espero llegar ahí”.

Serena, número uno del mundo y favorita en el Abierto de Australia, comienza una nueva campaña tras un año espectacular.

En 2013, la jugadora se alzó con el triunfo en 78 de 82 partidos, incluyendo los Abiertos de Francia y Estados Unidos. Ganó más de 12 millones de dólares, cantidad sin precedentes en el tenis femenino.

A sus 32 años, edad en la que están en declive la mayoría de las jugadores profesionales, Serena ha desplegado el mejor tenis de su carrera, aseguró Martina Navratilova.

Vaticinio

La ex campeona auguró que la estadounidense se coronará en Melbourne y superará los 22 títulos de la alemana Steffi Graf en la era abierta del tenis.

“Si mantiene la salud, no hay duda de que llegará a los 20 campeonatos (de Grand Slam). No tiene techo”, declaró Martina a principios de semana.En cuanto a títulos de Grand Slam, ninguna tenista profesional está cerca de esa marca.En un distante segundo lugar se ubica la hermana mayor de Serena, Venus, que ganó siete títulos de esta categoría en una carrera que ahora está en declive por la edad, las lesiones y un enfermeda que le mina la energía. El anterior campeonato de Grand Slam que conquistó Venus fue en Wimbledon en 2008.La número dos del mundo, la rusa María Sharapova, ganadora de cuatro títulos de Grand Slam, hará su regreso después de jugar un solo partido después de Wimbledon en 2013 debido a lesiones en la cadera y un hombro.María guardó reposo los últimos dos meses de la temporada 2013 y afirma que todavía le suministran a veces antiinflamatorios en el hombro como “medida de precaución”.”Estoy contenta de volver a jugar un torneo de Grand Slam”, dijo María, que se rompió en 2008 el tendón del manguito rotador, debido a lo cual fue necesario hacerle una cirugía en el hombro que la mantuvo fuera del circuito casi un año.”Estoy contenta de volver a estar en forma y comenzar bien aquí”, afirmó.La mayor amenaza para Serena es la bielorrusa Victoria Azarenka, número dos del mundo y bicampeona vigente del Abierto de Australia.Serena ha derrotado a Victoria en 14 de 17 partidos, pero la bielorrusa se ha impuesto más recientemente en Melbourne, donde la estadounidense ha ganado cinco títulos pero ninguno desde 2010.En Melbourne, la única manera de que Serena se pueda enfrentar con alguna de ellas es en la final. Victoria y María quedaron en el otro extremo de la llave y se eliminarían entre sí en las semifinales.Serena emprenderá su campaña mañana contra la adolescente australiana Ashleigh Barty, 153 del mundo.- EFE y AP




Volver arriba