Nadal sobre Wawrinka- “Ahora es un jugador diferente, te exige al máximo”

 

MELBOURNE (EFE).- El español Rafael Nadal consideró que el suizo Stanislas Wawrinka, su rival en su tercera final del Abierto de Australia, está jugando mejor que nunca y todas sus victorias anteriores contra él no cuentan ahora, porque “exige al máximo y es diferente con respecto al pasado”.

“Las últimas veces no me ha ganado un set por suerte”, dijo Nadal al referirse a su ventaja de 12-0 en sus duelos, y de 26-0 respecto a los sets disputados. “En Londres (Masters 2013) la última vez fue muy igualado. No es significativo”, dijo sobre el balance ante el suizo.

“Tiene un gran nivel, luce un mejor servicio, fantástico, y desde el fondo es muy consistente con grandes golpes. Es un rival que te exige al máximo. Soy consciente de que es un jugador diferente a lo que me he encontrado hasta hoy”, prosiguió Nadal sobre “Stan”.

“Está jugando mejor que nunca. Le vi contra Novak y contra Berdych. Es además un buen tipo y amigo. Estoy feliz de que esté en la final. Lo merece porque está jugando mejor cada día”, añadió.

“Tendré que ser agresivo, con esa intensidad alta de hoy, buscando la bola adelante, cambiando direcciones, buscando posiciones incómodas para él. Jugar contra él la final de un Grand Slam es algo diferente con respecto al pasado. Tengo un rival de categoría máxima jugando mejor que nunca, lleva dos partidos ganados contra rivales de altísimo nivel”, dijo Nadal, que de ganar el título sumaría su 14 grande e igualaría con el estadounidense Pete Sampras.

“Ojala el domingo se pueda hablar de eso. Sampras ha sido de los mejores de la historia, no me imaginaba ganar 13 grandes, voy a intentar estar al cien por cien para luchar por el 14. Pero empezar el año con victoria en Doha y final aquí es fantástico”, dijo olvidándose un tanto de su problema en la mano.

“No tengo ninguna ampolla, tengo piel nueva. La cuestión es la forma de protegerla, para todo lo demás no me molesta y va mejorando. Hoy tomamos la decisión de usar un apósito más pequeño. Asumí un poco más de riesgo, sí”, admitió Nadal.

“No sé cuántas veces puedo cambiarla durante el partido, porque para eso tengo que llamar al ‘fisio’. Hay que esperar al final del partido o si sucede algo inesperado y se va en un punto. Si hubiera necesitado el ‘fisio’ de nuevo, no se como son las reglas al respecto, pero ha sido arriesgado”, dijo.

“Está mejor cada día, sin problemas para la vida normal, y no me duele”, afirmó respecto a su herida.

“Hoy el revés ha sido muy importante”, dijo de su encuentro contra Federer, “porque con el cortado he abierto, y luego he sido capaz de competir. Ese es el camino”, dijo Nadal feliz porque lleva cinco desempates ganados.

“Alguno por suerte, y los otros porque estoy jugando bien en los momentos importante. Con Dimitrov tuve suerte en ese aspecto. Estoy aguantando bien la intensidad del partido, y los peloteos largos, siempre generando una bola más, y sacando tiros de pelotas complicadas. Me estoy moviendo rápido y con velocidad, si no no podría ejecutar esos golpes”, explicó.

“Los números pierden sentido cuando son extensos”, dijo al referirse al 23-10 contra Federer. “Es verdad que algo ha ocurrido por lo que he conseguido ganarle más veces, pero no se si es porque he jugado muy bien o por qué. El juego de Federer molesta a todo el mundo, pero si es verdad que he jugado a un gran nivel cuando le he ganado”, dijo.

“El año pasado se hablaba de que él no estaba y ha empezado el año llegando a la final de Brisbane, y semifinales aquí ganando a dos ‘top ten’, a Tsonga y a Andy. Está en condiciones de jugar y ganar torneos importantes. Está intentando ser agresivo pero también lo ha hecho contra mi en el pasado, y con éxito. Es uno de esos jugadores capaz de ganar un punto con un solo golpe”.

“Hoy el partido ha caído de mi lado y he jugado a un gran nivel, probablemente el mejor encuentro del torneo”, comentó. “Fue decisivo ganar ese duro primer set porque me llenó de confianza. Jugué muy sólido al final del desempate. Solo recuerdo haber tenido un error al resto”, dijo el número uno del mundo.




Volver arriba