Nadal, Federer y Murray ganan con alivio en los termómetros

Miguel Luengo

El tenista suizo Roger Federer toma un descanso en su partido contra Tara Iyer de Tusia, en la tercera ronda del Abierto de Australia.- (EFE)

MELBOURNE, Australia (EFE).- El español Rafael Nadal, el británico Andy Murray y el suizo Roger Federer jugaron hoy más aliviados por el descenso en los termómetros y sin ceder un set se colocaron en los octavos de final del Abierto de Australia.

En una jornada que con 25 grados de máxima hizo olvidar los horrores veraniegos de las anteriores, y también el techo cerrado que varía la esencia del torneo, Nadal acabó demoliendo al francés Gael Monfils, por 6-1, 6-2 y 6-3 en una tarea sencilla en la que la sobriedad de su juego prevaleció sobre el tenis espectacular del galo.

Rápido, con energía en el último partido de la jornada en la Rod Laver Arena, y con algo menos de 20 grados en el ambiente, pero una gran humedad palpable en su camiseta, Nadal logró la décima victoria en 12 encuentros ante Monfils a quien derrotó en la reciente final de Doha.

El dominio del jugador español fue espectacular, ganando el primer set en 36 minutos, el segundo en tres más, afinando en cada parcial ante el rival más agresivo de los tres que le han salido al paso de momento.

Nadal se enfrentará en octavos con el búlgaro Grigor Dimitrov, novio de la rusa Maria Sharapova, y que avanzó por primera vez a esta ronda en el Grand Slam al derrotar al canadiense Milos Raonic, por 6-3, 3-6, 6-4 y 7-6 (10).

El número uno del mundo se ha impuesto a Dimitrov las tres veces que se han medido, dos de ellas el año pasado, en Montecarlo, sobre tierra y en Cincinnati en pista dura.

Con Nadal también se situó en octavos Roger Federer, que con su victoria ante el ruso Teymuraz Gabashvili, verdugo del español Fernando Verdasco en la ronda anterior, por 6-2, 6-2 y 6-3, en una hora y 41 minutos, continúa sin ceder un set.

Con este triunfo, Federer se sitúa en octavos de este torneo por decimotercera vez consecutiva y con un récord de 71 victorias y solo diez derrotas, aunque las tres últimas se han producido en los tres últimos años, siempre en semifinales.

Su próximo rival será Jo-Wilfried Tsonga, que en un duelo francés dejó fuera de combate a su compatriota Gilles Simon por 7-6 (5), 6-4 y 6-3.

El tenista Andy Murray durante su partido contra el español Feliciano López en la tercera ronda del Abierto de Australia.- (EFE)

También firmó su presencia en la segunda semana el británico Andy Murray, finalista el pasado año, que fiel a su tradición ganadora contra rivales zurdos, se deshizo del español Feliciano López, 7-6 (2), 6-4 y 6-2 en dos horas.

Lleva en total el último ganador de Wimbledon 14 victorias consecutivas contra zurdos, ocho de ellas en enfrentamientos contra ‘Feli’, un rival al que Andy consideró “problemático” por su juego de saque y volea.

Murray saca provecho de aquellos primeros entrenamientos con su hermano Jamie, zurdo como el toledano, para desbaratar el juego contra este tipo de jugadores. “Hoy ha sido un gran paso para mí”, dijo Andy, que con su revés fue minando poco a poco las oportunidades de López.

El francés Stephane Robert, 119 del mundo, de 33 años, será su próximo rival, convertido ya en el primer jugador que repescado de la fase previa, es de mayor edad desde en alcanzar los octavos de un grande desde que comenzó la Era Open. Robert se impuso al eslovaco Martin Klizan, por 6-0, 7-6 (2) y 6-4.

En el cuadro femenino, la española Garbiñe Muguruza dio un paso adelante en su objetivo de hacerse un hueco entre las mejores. Venció con gran aplomo a la danesa Caroline Wozniacki, décima favorita y exnúmero uno del mundo, por 4-6, 7-5 y 6-3, y se colocó por primera vez en los octavos de final de un Grand Slam.

La bajada de temperaturas fue un alivio para todas, pero en especial para la rusa Maria Sharavoa que dos días antes sobrevivió a una durísima prueba de tres horas y 28 minutos en segunda ronda contra la italiana Karin Knapp, y que hoy se deshizo de la francesa Alize Cornet por 6-1 y 7-6 (1)

Sharapova hizo todo, lo bueno y lo malo. Conectó 35 golpes ganadores y cometió idéntico número de errores no forzados. “Hay que sacar conclusiones positivas de este partido, he sido capaz de ganar sin jugar mi mejor tenis, por eso estoy feliz hoy”, dijo, la rusa que se enfrentará ahora contra la eslovaca Domika Cibulkova que derrotó a la española Carla Suárez, por 6-1 y 6-0

Si alguno de los duelos previstos ya para octavos merece especial atención es al que medirá a la bielorrusa Victoria Azarenka y a la estadounidense Sloane Stephens, repetición de la gran semifinal del 2013.

Stephens se impuso a la ucraniana Elina Svitolina por 7-5 y 6-4, ganando seis juegos seguidos desde el 3-5 del primer set. Azarenka, dos veces campeona de este grande, ganó once juegos consecutivos para demoler a la austríaca Yvonne Meusburger por 6-1 y 6-0

También avanzaron a octavos la serbia Jelena Jankovic y la rumana Simona Halep, rivales en la próxima ronda.




Volver arriba