Murray elogia el saque de Federer y dice que a él no se le puede pedir más

 

MELBOURNE (EFE).- El británico Andy Murray señaló hoy que la clave de su derrota estuvo en el gran saque del suizo Roger Federer, y estimó que respecto a él no se le puede pedir más, después de ser el Abierto de Australia el segundo torneo que ha jugado después de su operación de espalda.

“Ha sido un largo camino en estos cuatro meses, recordando que apenas podía caminar y moverme. Ha habido varias cosas que me hubiera gustado que hubieran sido diferentes y que no hubiera tenido que pasar por el quirófano. Pero estoy orgulloso de lo que he luchado, y por el alto nivel al que he jugado hoy durante mucho tiempo”, dijo Murray.

“No sabía exactamente qué esperar al comenzar el torneo, porque no había estado antes en una situación similar. Evidentemente no he jugado muchos partidos ni he podido entrenarme y jugar como quisiera”, continuó.

“Pero es la primera vez que he pasado por algo así y creo que he hecho un gran trabajo para estar en forma y a este nivel. No sé cuantos jugadores han vuelto de una operación y ganan un Grand Slam en su segundo torneo, es muy difícil que suceda. Ahora estoy jugando a un nivel aceptable y ojalá pueda volver a mi mejor tenis pronto”, dijo el escocés.

“No resté lo suficientemente bien en los dos primeros sets. Y el sacó muy bien y no me permitió controlarle. Al menos luego pude recuperarme y jugar mucho mejor”, analizó sobre el partido. “Concedí la rotura al final del encuentro y eso es descorazonador”, expresó.

Murray declaró que ve como favorita para ganar el título femenino a la polaca Agnieszka Radwanska, verdugo hoy de la bielorrusa Victoria Azarenka, campeona en las dos últimas ediciones.

“Me gustaría que ganase ella. Si tengo que elegir a alguien para ganar, quiero que sea ella”, dijo Murray.




Volver arriba