Masters de Montecarlo, con final suiza… de nuevo

Novak Djokovic cae ante Federer; Wawrinka se impone a Ferrer

1 / 4


Roger Federer en uno de sus servicios ante Novak Djokovic, en el partido semifinal del Masters de Montecarlo. El suizo disputará hoy la final ante su compatriota Stanislas Wawrinka
Djokovic ante Federer, Wawrinka celebra su triunfo, Ferrer en una devolución, y el futbolista colombiano Radamel Falcao y su esposa Lorelei Taron, espectadores


MONTECARLO (AP).- Roger Federer desbancó ayer al campeón del Masters de Montecarlo, Novak Djokovic, 7-5 y 6-2, para avanzar a la final contra su compatriota suizo Stanislas Wawrinka.

Djokovic se había quejado de un entumecimiento en la muñeca derecha al comienzo de la semana y salió a la cancha con grueso vendaje. Aunque el serbio pareció cómodo al comienzo del partido, la muñeca pareció empezar a molestarla hacia finales del primer set, y en el segundo su saque distó mucho de lo que suele hacer.

Federer, cuarto cabeza de serie, entró en el torneo con una invitación, después de no haber disputado las dos ediciones anteriores, y aspira a ganarlo por primera vez después de perder tres finales consecutivas ante el ocho veces campeón Rafael Nadal en 2006-08.

El encuentro de hoy será la primera final entre dos suizos desde que Marc Rousset venció a Federer en Marsella en 2000, y la primera vez que se enfrenten Federer y Wawrinka en una final.

En sus enfrentamientos entre sí, Federer lleva ventaja de 13-1. Pero el único triunfo de Wawrinka sobre su encumbrado rival fue precisamente aquí, en la tercera rueda en 2009.

Hace su parte

Wawrinka avanzó tras eliminar al español David Ferrer 6-1 y 7-6 (3). Wawrinka tiene seis títulos en su carrera pero perdió sus dos finales previas de Masters en canchas de arcilla: en Madrid el año pasado y en Roma hace seis años ante Djokovic.”Fue importante moverme bien, ser agresivo. Ese fue mi plan”, afirmó Wawrinka. “Sé que cuando me muevo bien puedo dictar el ritmo del juego”.

Ferrer, sexto preclasificado, lució en buena forma cuando derrotó a Nadal en cuartos de final el viernes, pero no pudo contener la agresividad de Wawrinka y pasó gran parte del partido clavado en la base. “Todo el tiempo movió la pelota mejor que yo”, admitió Ferrer. “No tengo nada que decir. Stan jugó mejor que yo”.




Volver arriba