Djokovic, el rey de reyes

El serbio vence a Federer en la final de Wimbledon y regresa a la cima de la clasificación mundial

2_070714p1nolephoto01

Novak Djokovic ganó ayer su segundo título en Wimbledon y negó a Roger Federer su octavo, con una victoria de 6-7 (7), 6-4, 7-6 (4), 5-7 y 6-4 que regresó al serbio al escalón número 1 de la clasificación.

Djokovic tenía un punto para partido en 5-2 en el cuarto set, pero Federer lo salvó y ganó cinco games seguidos para forzar el quinto.En el último set, Djokovic aprovechó cuatro errores de Federer para romperle el servicio y sellar la victoria. Luego que los jugadores se encontraron en la red, Djokovic fue al medio de la cancha, se arrodilló y comió un puñado de césped, como lo hizo en el 2011 cuando ganó su primer título aquí.

Federer estaba abajo 5-4 en el cuarto parcial y en 30-15 en el 10mo game, cometió doble falta para poner la pizarra 30-30. Seguidamente, estrelló un disparo de revés contra la red para darle un punto para campeonato a Djokovic.

El suizo de 32 años soltó un servicio que fue decretado falta, pero lo retó y la repetición en vídeo mostró que había tocado la raya, para un as -uno de sus 29 en el match- lo que volvió a emparejar las acciones en un game que ganó para permanecer con vida.

“Yo tenía esperanzas de que Roger fallase con sus primeros servicios, pero no sucedió”, dijo Djokovic. “Raramente sucede. Por eso tiene 17 títulos de Grand Slam y ha sido el jugador más exitoso en la historia, porque en momentos importantes tiene sus mejores disparos y su mejor nivel”.

Luego Djokovic dijo que fue difícil mantenerse concentrado antes del set decisivo.

“Por supuesto, después de perder el cuarto set no fue fácil componerme y encontrar la energía para ganar el quinto”, dijo el serbio. “No sé cómo me las arreglé”.

Federer, por su parte, dijo que fue un match “asombroso”. “Tú sabes que cuando te enfrentas con Novak siempre va a ser difícil”, dijo Federer. “A veces difícil físicamente, porque jugamos puntos atléticos. Sólo puedo decir felicidades”.

Boris Becker, tres veces ganador de Wimbledon y entrenador de Djokovic, elogió a ambos jugadores.

“Roger jugó de forma increíble hoy”, dijo Becker. “Es lo mejor que le he visto en años y el match pudo haber terminado para cualquiera de los dos. Novak se afinca y busca otra forma, con su actitud de nunca rendirse, siempre tratando”.

Djokovic regresa a la cima de la clasificación mundial por primera vez desde septiembre, desplazando a Rafael Nadal, que fue eliminado en la cuarta ronda. El serbio se subió inicialmente al primer puesto cuando ganó Wimbledon en 2011, aunque ya tenía garantizado la máxima posición antes de vencer a Nadal en esa final.

Una digna final

Djkovic afirmó que el duelo entre ambos fue la final “de más calidad” que ha disputado.

“La final de Australia en 2012 contra (Rafael) Nadal fue más larga (cinco horas y 53 minutos), pero respecto a la calidad, este fue el mejor partido, sin duda”, dijo Djokovic, que conquistó ayer su séptimo gran torneo la décimo cuarta final de su carrera.

“Roger demostró su espíritu de lucha en los momentos clave. Desplegó su mejor juego cuando yo servía por el partido. Fue decepcionante perder el cuarto set después de estar tan cerca”, reflexionó en serbio.

Federer afirmó que el futuro todavía le depara “grandes cosas”.

“Tengo siete trofeos de Wimbledon, no es que necesite otro, pero habría sido bonito ganarlo”, ironizó Federer, que acumula 17 trofeos de grandes torneos en sus vitrinas, más que ningún otro tenista en la historia.- AP y EFE




Volver arriba