Ana Ivanovic vence a Rybarikova y se clasifica a las semifinales en Monterrey

 

MÉXICO (EFE).- La serbia Ana Ivanovic, segunda favorita, venció hoy 6-1, 0-6, 6-2 a la eslovaca Magdalena Rybarikova y se clasificó a la semifinal del Abierto de tenis de Monterrey, torneo de la WTA dotado de una bolsa de medio millón de dólares.

Fue un duelo extraño con dominio alterno; Ivanovic sufrió un rompimiento en el inicio del duelo, pero luego ganó seis ‘games’ consecutivos ante una desconcertada rival.

La eslovaca se recuperó y pasó por encima de la favorita en el segundo set que ganó 6-0 .

El tercer set fue similar al primero. Rybarikova quebró el saque de Ana en el primer juego, pero a partir de ahí Ivanovic mostró su clase y se impuso 6-2.

En la semifinal Ivanovic enfrentará mañana a la danesa Caroline Wozniacki, tercera sembrada, quien vino de atrás para derrotar a la checa Karolina Pliskova por 6-7 (3), 6-3, 6-3.

La checa sorprendió a la favorita al forzar un ‘tie break’ y ganarlo por 7-3, pero a partir de ahí Wozniacki se apoyó en su servicio y se anotó dos mangas de 6-3 para ganar en 1h 38 y acceder a la fase de los cuatro mejores.

Este viernes la serbia Jorana Jaksic necesitó solo 57 minutos para eliminar a la estadounidense Julia Boserup por 6-3, 6-0 con lo que firmó su pase a la fase de las cuatro mejores en las que jugará contra la japonesa de 43 años Kimiko Date-Krumm, ganadora 6-4, 6-7(2), 6-4 de la puertorriqueña Mónica Puig.

Luego de eliminar en primera ronda a la italiana Flavia Pennetta, y en la segunda a la húngara Timea Babos, vencedora en 2012, la asiática salió adelante en la primera manga en la que ambas jugadoras tuvieron dificultades con su servicio.

En el segundo set Puig cedió una ventaja de 5-3 con una doble falta que le hizo perder su saque en el noveno juego; Kimiko igualó a 5 y, ya en el ‘tie break’, Puig estuvo más certera y ganó 7-2 y equilibró el partido.

En el tercer set la japonesa, con una efectividad de 77 por ciento en su primer servicio, marcó la diferencia entre ambas, ayudada por errores no forzados de Mónica Puig, y se llevó la victoria en 2 horas y 27 minutos.



Volver arriba