Sochi se calienta

Los Juegos de Invierno más caros y custodiados

Un total de 88 países competirán en los Juegos Olímpicos de invierno más caros de la historia, los de Sochi (Rusia), donde hoy jueves arrancará la competición y mañana se celebrará la ceremonia de apertura de la XXII edición de la más grande expresión deportiva internacional sobre nieve y hielo.

Sochi, balneario a orillas del Mar Negro, será la sede de unos Juegos cuyo epicentro en realidad se encuentra en la localidad de Adler, prácticamente pegada a la anterior, que es donde se disputarán todas las disciplinas de hielo -el patinaje artístico, el de velocidad, en pista larga y corta-, el hockey y el curling.

Las de nieve se encuentran en las montañas del Cáucaso, en Krásnaya Poliana, donde se destacarán las pruebas del deporte rey invernal: el esquí alpino.

Rusia, que organizó en 1980 -de aquella, como Unión Soviética- los Juegos de verano de Moscú, albergará por primera vez una cita invernal. Y lo hará sin ningún tipo de restricciones en el gasto.

El presupuesto inicial, de 12,000 millones de dólares, se disparó hasta los 50,000 -41,700 millones de dólares más que lo que costaron, hace cuatro años, los Juegos de Vancouver (Canadá)-, por lo que Sochi, con clima húmedo subtropical, organizará los Juegos más caros de la historia.

Hasta el momento, más que de competición se ha hablado de todo tipo de cuestiones extradeportivas. Especialmente de corrupción, terrorismo y homofobia. Sobre Sochi pende la amenaza de atentados, como las agresiones suicidas que tuvieron lugar a final del año pasado en Volgogrado.

Temor desde Boston

Además, los atentados con bombas contra el maratón de Boston repercutieron en una intensa seguridad en los Juegos, aseguró el presidente Vladimir Putin.

Los hermanos chechenos acusados de perpetrar los ataques en Boston el año pasado nacieron no muy lejos de Sochi. Esta ciudad sobre la costa del Mar Negro y vecina del Cáucaso se prepara recibir a dignitarios de todo el mundo, miles de atletas y espectadores entre mañana viernes y el domingo 23 de este mes.

Un par de atentados en otra ciudad del sur de Rusia en diciembre acentuaron los temores sobre terrorismo durante los Juegos. Agencias de inteligencias de varios países colaboran en conjunto en un centro especial de operaciones en Sochi, dijo Putin, al recorrer ayer las instalaciones.

“Hubo gente que murió durante un maratón en Estados Unidos, durante (la cumbre) del G-8, el metro de Londres fue blanco de ataques terroristas”, dijo el presidente.

Por si fuera poco…

El equipo de trineo de Jamaica tuvo que recaudar dinero sólo para llegar a Rusia. Ahora está en Sochi, pero sin su equipamiento.

Los jamaiquinos no pudieron realizar su primer entrenamiento ayer porque faltaba su equipaje, con las cuchillas que sirven para deslizar el trineo, al igual que otro equipamiento.

“El trineo está aquí”, comentó el conductor Winston Watts. “Pero parece que la aerolínea dejó en Nueva York las cuchillas que nos costó tanto conseguir. Ninguno de nosotros tiene ropa”.Watts indicó que él y su compañero Marvin Dixon perdieron el vuelo de conexión en Moscú, tras un retraso en su salida desde Nueva York por mal clima. Mientras otros competidores ya se entrenaban en Sochi, Watts hablaba por teléfono tratando de solucionar el problema.Si el equipamiento no llega hoy, Watts dijo que el equipo pedirá prestado a otras selecciones para poder practicar.”Tengo un plan B”, comentó. “Tenemos mucha gente aquí que nos quiere ayudar, así que estoy emocionado por ver lo que pasará mañana”.- Notimex, EFE y AP

Sochi | Pormenores

La tenista María Sharapova dejó claro ayer en Sochi, ciudad en la que pasó parte de su infancia, la lealtad a su país.

Vivencia

La ganadora de cuatro títulos de Grand Slam, nacida en Siberia, pasó algunos años cuando era más joven en Sochi, antes de desplazarse a Estados Unidos para mejorar su juego.

Cariño

“Aquí es donde empecé a practicar mi deporte, por lo que es algo muy significativo para mí”, declaró María sobre el hecho de que Sochi sea sede de unos Juegos Olímpicos.




Volver arriba