Se les escapa otra victoria

El Mérida jugó mucho mejor la segunda parte

1 / 6


A la izquierda, el toque de pierna derecha de Cuauhtémoc Blanco que acabó en gol. Arriba, la falla en el penal de Juan Carlos "More" Mosqueda (10)


No es la primera vez que las cosas se le ponen difíciles al argentino Ricardo Valiño con los Venados de Mérida, y por eso se mostró confiado con el hecho de que a pesar del nuevo empate, aún sueñan con la calificación, ya que que no están lejos de esa zona en el Clausura 2014 de la Liga de Ascenso MX.

Lo que sí fue la primera vez ayer, después del empate a uno entre los astados y Lobos BUAP, es que el estratega dijo sentir pena por el resultado, ya que sintió que merecieron ganarlo, sin menospreciar al rival, pues consideró que hicieron mejor las cosas.

La verdad fue que el equipo astados volvió a tener lapsos de buen fútbol, otros de descontrol y otros más en los que la suerte los acompañó.

Los mejores momentos del Mérida se vivieron en la segunda mitad, quizá porque salió lesionado Cuauhtémoc Blanco, ya que sin el ex americanista los laterales Alejandro Molina y el yucateco Aldair Basto subieron con alegría y crearon peligro.

El chaparrito Basto merece un reconocimiento muy especial, ya que por el sector derecho hizo ver mal a Hébert Alférez, al que no le permitió nada, y después al suplente José Delgadillo.

También hay que reconocer el esfuerzo y entrega de Rodrigo Noya, quien cortó dos ataques peligroso, y de Fernando “Pollo” Salazar, quien en la defensa estuvo intratable, y con su certero cabezazo rescató el empate.

Lo que sí le falló a Valiño fue meter a los jóvenes Félix Rodríguez y José González, ya que en la segunda parte, cuando entró José Luis “Parejita” López, la cosa mejoró y se crearon opciones claras.

Mala suerte tuvieron Juan Carlos Mosqueda con su penal fallado al minuto 45, y Freddy Martín, quien se esforzó, pero el gol no llegó.

Se dio el cuarto empate en cinco encuentros, y también los gritos de: ¡Fuera Valiño! Y el técnico, ni se inmutó.- Hérbert O. Martínez Fuente

El Árbitro

El silbante Fernando Hernández Gómez estuvo atento a las jugadas, a pesar de que dejó que los futbolistas le protesten mucho, aunque su trabajo fue aceptable.

La afición

La directiva de los Venados de Mérida anunció una asistencia oficial de 5,564 aficionados con boleto pagado, aunque fue una realidad que hubo más de 7,000

El técnico

El argentino Ricardo Valiño insistió en la conferencia de prensa que merecieron ganar, que no estaba contento, porque crearon más opciones de gol que Lobos




Volver arriba