Reina inesperada

Allie Kiick doblega a la gran favorita Ajla Tomljanovic

La premiación del Circuito Femenil, anoche en el Yucatán Country Club

Mayúscula sorpresa bajó el telón del Circuito Femenil de tenis profesional, ayer en la cancha central del Yucatán Country Club, donde la estadounidense Allie Kiick se erigió en inesperada monarca de la tercera y última etapa al superar a la gran favorita, la croata Ajla Tomljanovic, por 3-6, 7-5 y 6-0.

Ajla -número 77 del ranking de la Asociación de Tenis Femenil (WTA)- careció anoche de mentalidad ganadora y de tranquilidad; se dejó llevar por la impotencia y ésta la fue hundiendo cada vez más.

La rubia estadounidense, cuyo verdadero nombre es Alexandra, mostró su capacidad para responder casi todo lo que Ajla le envió y, de pronto, cuando la croata se “salió” del encuentro, Allie comenzó a meter tiros ganadores, profundos y bien colocados, aumentando la desesperación de la europea de 20 años, quien se prepara para el Abierto de Australia, el primer “Grand Slam” del calendario.

Después de que Ajla se apuntó el primer set, todo hacía suponer que saldría con la victoria; pero las cosas comenzaron a cambiar en el segundo. Allie se fue arriba 2-1, pero Ajla dio la vuelta y tomó ventaja de 4-2. Empero, la oriunda de Fort Lauderdale, número 225 del mundo (su mejor ranking), se acercó 4-3 con su saque, luego de superar dos puntos para rompimiento, y niveló a cuatro quebrando el de su rival. Aún más: retuvo el suyo para irse al frente 6-5.

Ajla, ex Copa Mundial Yucatán, pareció reaccionar al igualar 5-5 sin permitir que su contrincante gane ni un punto, pero Allie ganó los dos siguientes juegos para llevarse el set. Fue el inicio de una hilera de ocho “games” ganados por la rubia de 18 años de edad en camino a su inesperada, pero merecida victoria.

Ya en el último tercio del encuentro, Ajla comenzó a cometer errores no forzados, golpeando la bola con demasiada fuerza o sin la suficiente altura para superar la red. Además, tuvo problemas para meter su primer set, por lo regular un arma letal, aunque aún así sumó cinco “aces”. Ni el apoyo del público, que quería verla ganar, impulsó a la croata a revertir el marcador.

Ajla felicitó a su rival por el juego ofrecido; se dijo muy contenta de haber venido a Mérida y agradeció el apoyo recibido.

Por su parte, Allie señaló que ésta fue una gran semana para ella (en las dos primeras etapas la eliminaron en la primera ronda), agradeció a todos los que hacen posible la realización de estos torneos y añadió sentirse triste “porque falta un año para que venga de nuevo a jugar a Mérida”.

La ceremonia protocolaria fue encabezada por Nicolás Madáhuar Bohem, vicepresidente Sección Sur de la Federación Mexicana de Tenis y principal promotor de los Circuitos Dixon Vinci (varonil) y Femenil; Marcos Fundunklian Andonian, director de estos torneos; Jaime Chávez, supervisor de la ITF y Botón de Plata, y Daniel Langre, en representación del Yucatán Country Club.El final no fue un adiós, sino un hasta luego, ya que Madáhuar Bohem, tras agradecer la asistencia de la afición y reconocer el esfuerzo de todos los miembros del equipo organizador, apuntó: “Nos esforzaremos por mejorar y seguir haciendo estos torneos cada año”.




Volver arriba