¡Rayos!… Ganaron los Venados

Los ciervos logran por fin su primer éxito del Clausura

1 / 4


En la fotografía principal, Alejandro Molina observa, al igual que el portero Edmundo Vázquez, el rumbo de la pelota que se convirtió en el 2-1 de los Venados sobre el Necaxa. En el recuadro, el yucateco Henry Martín se lleva la marca de dos necaxistas, ayer en el Estadio Olímpico


Golazo del “More” Mosqueda y otro de Molina propinan su 3er revés al Necaxa

Para los Venados de Mérida, la victoria de 2-1 sobre los Rayos del Necaxa fue un auténtico “tanque de oxígeno”, después de seis jornadas sin conocer el triunfo.

Hay que reconocer que los astados de anoche no fueron tan diferentes a los de otras ocasiones, porque igual derrocharon entrega, garra y sacrificio, sólo que ahora se encontraron un rival que vino a proponer, a no encerrarse, y eso provocó un juego abierto, al tú por tú.

El Necaxa, pese a ligar su tercera derrota, se mostró como un rival peligroso, de categoría, con oficio y entrega total de jugadores como Víctor Lojero, Everaldo de Assis y Ventura Alvarado, quienes subieron y bajaron para luchar cualquier balón que les pasó cerca.

Sin embargo, anoche los necaxistas se encontraron a unos astados certeros, sobre todo en el primer tiempo, ya que a los tres minutos ya ganaban 1-0, gracias al excelente cobro de tiro libre de Juan Carlos “More” Mosqueda, quien la puso como con la mano a la derecha del portero Edmundo Vázquez.

Lejos de caerse por la presión que ejercían los ciervos, el equipo necaxista reaccionó muy pronto, a los 15 minutos, en un centro al área, donde la defensa cierva dejó libre al peligroso Lojero, quien de cabeza puso el empate a uno.

El juego abierto de ambos cuadros hizo que Jonatan Goncalves estrelle un disparo al travesaño, a los 33 minutos, y a los 35, el ciervo Molina hizo lo propio, con un testarazo que igual se estrelló en el palo.

Insistencia

Luego de eso, Molina insistió, y con un disparo raso, por el costado izquierdo, después de un perfecto pase filtrado del “More” Mosqueda, el lateral no perdonó y puso el 2-1, que a la postre fue el definitivo, a los 38 minutos.

Sin bajar los brazos, ambos equipos iniciaron insistentes el segundo tiempo, sobre todo los astados, gracias al tiro de Freddy Martín, que se estrelló en el travesaño.

Luis González hizo movimientos, para insistir en el ataque sobre la defensa cierva, pero fue entonces cuando el mediocampo integrado por Ignacio Torres y José Luis “Parejita” López tomó el mando y tapó los ataques necaxistas, pues ni Eduardo Lilligston ni Sandro Chagas pudieron hacer daño.

El “Parejita” se llevó mención especial con su labor, ya que desde el primer tiempo se resintió de un golpe en el tobillo y pese a eso jugó hasta el minuto 75, cuando pidió su cambio. Salió en camilla.

Los astados llegaron a siete puntos, y el viernes próximo visitan al San Luis, aunque antes, el martes, irán a la casa de los Pumas a jugar su partido de la Copa MX.- Hérbert O. Martínez Fuente

El Técnico

El argentino Ricardo Valiño dijo al final del encuentro, que el triunfo es una recompensa al esfuerzo de sus jugadores y espera que sea la motivación para mejorar.

El árbitro

El silbante central León Vicente Barajas estuvo muy atento a las jugadas fuertes y sacó cinco tarjetas amarillas a los necaxistas, y sólo una a las filas astadas.

El público

La afición cierva, pese al mal paso, respondió en la tribuna, ya que hubo una asistencia de 4,862 personas con boleto pagado, aunque parecían más de 6,000.




Volver arriba