Quinceañero cerca de la hazaña

Andrés Brictson casi logra un hoyo en uno increíble

Andrés Brictson, luego de completar el hoyo 18 ayer en el Open

Andrés Brictson casi manda a todos de espaldas con un disparo en el hoyo 18, donde se sellan las grandes hazañas en el Country Club.

Pero Andrés es un chico de apenas 15 años, el más joven en participar en el Mundo Maya Open y lo que estuvo cerca de hacer fue algo grande: a unos centímetros cruzó la bola del hoyo 18, en un golpe casi perfecto, al terminar la mitad de su recorrido. Levantó un “ahhhh” de sorpresa, que pocos acertaban a creer que la bola cruzara tan cerca del orificio y quedara tan perfecta para cerrar el recorrido fácilmente.

Su padre, Luis Brictson, y otros familiares y amigos que siguieron de cerca el recorrido estaban igual de emocionados con lo que logró el chico. Hoy quizá no supere el corte, pero la experiencia que está viviendo en su primera participación en el Tour Latinoamericano le quedará como una grata experiencia al golfista, originario de Monterrey, pero ahora parte de la Academia Jack Nicklaus.

Apoyo de papá

Como la de Brictson siempre hay historias en los grandes eventos. Otra es la de Rodolfo Cazaubón, quien está cobijado por su familia en el Open.

Ayer le visitó su hermano Marcelo, delantero de los Venados del CF Mérida en la Liga de Ascenso. Y su padre, del mismo nombre, está siendo su caddie, algo que a él le agrada. “Mi papá me ha caddeado varias veces, desde niño y cuando me puede acompañar en los torneos me caddea. En el US Amateur (2013) me caddeó. La verdad es que me tranquiliza, como él fue profesional le sabe mucho entonces confío en él”.- Gaspar Silveira Malaver




Volver arriba