Protesta por adeudos

El Racing sale a la cancha, pero no juega en la copa

El portero y capitán del Racing, Mario Fernández, acuerda con el árbitro Gil Manzano la no participación de su equipo, ayer

SANTANDER (AP).- Los jugadores del Racing de Santander cumplieron con su promesa de boicotear el partido de cuartos de final en la Copa del Rey contra la Real Sociedad como protesta por el atraso en el pago de sus salarios.

El equipo, que juega en la Tercera División española, se negó a jugar tras el silbatazo inicial en el estadio El Sardinero debido a que el presidente del club, Ángel Lavín, y la junta directiva no renunciaron. Los jugadores del Racing se alinearon cerca de la media cancha y el árbitro pitó el final del partido luego de un minuto.

La Real Sociedad había ganado 3-1 el partido de ida y ahora se enfrentará al Barcelona en las semifinales.

Luego del calentamiento, ambos equipos saltaron al césped del estadio, dos minutos de la hora dispuesto para el inicio.

El árbitro Gil Manzano no puso trabas a la decisión de los jugadores del Racing, según informó la agencia Europa Press.

“¿Seguros? ¿Estáis seguros?”, preguntó Manzano dirigiéndose al portero y capitán del Racing, Mario Fernández. Éste asintió con la cabeza para confirmar que no habría partido. Todos los jugadores del equipo local se abrazaron en el centro del campo y un minuto después se fueron caminando hacia los vestuarios.

En tanto, los jugadores de la Real se pusieron a mover al balón hasta que finalmente lo patearon hacia las tribunas, donde los aficionados, que ingresaron gratuitamente, pedían que no se jugara.

Cuestión de principios

“Esta plantilla, su cuerpo técnico y los demás integrantes del Racing lo hemos hecho por respeto al fútbol y al deporte que amamos. Y por respeto a nosotros mismos. No podemos seguir así”, dijo Paco Fernández, el técnico del equipo. “Probablemente era el partido más importante que íbamos a jugar. Pero lo hemos cambiado por la dignidad personal y profesional”, añadió.

El entrenador de la Real, Jagoba Arrasate, dijo que lo ocurrido fue “desagradable”, pero que entiende la situación del Racing.

“Nuestra alegría por el pase es contenida. Estamos en semifinales, que es lo que queríamos. Es una situación incómoda, pero más incómoda es para ellos”, afirmó Arrasate. El sindicato internacional de jugadores FIFPRO y la AFE española apoyaron la medida tomada por los futbolistas, precipitada tras cuatro meses sin recibir pagos pese a las promesas hechas por Lavín.

Lo ocurrido podría provocar que el Racing reciba una multa e inclusive ser marginado de la próxima edición del torneo. De ser un histórico de la primera división, el Racing descendió a la tercera categoría en apenas dos temporadas, a raíz de que la salida de su ex dueño Ahsan Ali Syed dejó al club hundido en una grave crisis financiera.

El Racing no es el primer club que se niega a disputar un partido del torneo de copa. Barcelona boicoteó un duelo de vuelta contra el Atlético en la temporada 1999-2000. Pero en ese caso, Barcelona no quiso jugar por un problema relacionado con el calendario internacional, el cual lo había dejado con solo nueve jugadores disponibles.




Volver arriba