Primer finalista del Mundial: Bayern

Los bávaros golean 3-0 a Guangzhou y esperan al Mineiro

El arquero Cheng, del Guangzhou Evergrande, sale ante la acometida de Rafinha, del Bayer Múnich, ayer

El Bayern Múnich se acercó a su quinto trofeo del año al triturar 3-0 al Guangzhou Evergrande para avanzar a la final del Mundial de Clubes.

Franck Ribery y Mario Mandzukic anotaron goles en el primer tiempo para abrir la disciplinada defensa del campeón asiático. Los alemanes nunca bajaron su ímpetu, y Mario Gotze anotó el tercer tanto en el segundo tiempo.

El Bayern enfrentará en la final del sábado al ganador del partido de hoy entre el Atlético Mineiro brasileño y el campeón marroquí Raja Casablanca.

El campeón de la Liga de Campeones europea busca ganar su primer Mundial de Clubes, luego de haberse llevado en dos ocasiones la Copa Intercontinental, predecesora del actual torneo.

El gigante alemán también se aseguró de que el campeón europeo se clasifique a la final por décima ocasión en igual número de ediciones.

La alineación del Bayern tuvo pocos cambios con respecto a la escuadra que arrancó invicta la temporada de la Bundesliga, a excepción del holandés Arjen Robben por una lesión de rodilla.

El técnico del Guangzhou, el italiano Marcello Lippi, dijo que su equipo defendería su puerta y lo hizo de manera admirable en un principio.

Sin embargo, al final tuvo que admitir que “sinceramente, creo que no hubo un duelo muy equilibrado”.

Cae un gol y dos más

Un intento de Thiago Alcántara fue despejado, pero el balón le cayó a Ribery, y el francés definió de volea al segundo poste a los 40 minutos. Cuatro después, Mandzukic se lanzó para cabecear un centro bajo de Thiago y convertir el segundo tanto.

El Bayern mantuvo la presión tras el descanso, y el remate de Gotze desde fuera del área se desvió en el defensor Sun Xiang para superar a Zeng a los 47′.

El ex técnico del Barcelona Josep Guardiola intenta ganar su tercer Mundial de Clubes para sumarlo a las vitrinas del Bayern junto a los trofeos de la Bundesliga, la Copa de Alemania, la Liga de Campeones y la Supercopa europea. Sólo se le escapó la Supercopa alemana.

“Dominamos el partido”, consideró el técnico español. “Y cuando eso pasa, el rival no puede imponer su juego”.

Guardiola se encontró con un partido que ya vivió en su época barcelonista. Su equipo monopolizó el balón con Thiago en el papel de Xavi y Ribery como Messi.

“El técnico nos preparó. Queríamos la posesión de la pelota para limitarlos en cualquier contraataque”, comentó el capitán del Bayern, Philipp Lahm. “Creo que lo logramos”.- AP




Volver arriba