Salvador Cabañas ahora vende pan en Paraguay

Salvador Cabañas ahora vende pan en Paraguay

Imagen archivo de de junio de 2010, cuando el entonces futbolista Salvador Cabañas fue distinguido por el senado paraguayo por sus excepcionales cualidades como deportista. En la imagen aparece con su esposa María.- (AP)

Imagen archivo de de junio de 2010, cuando el entonces futbolista Salvador Cabañas fue distinguido por el senado paraguayo por sus excepcionales cualidades como deportista. En la imagen aparece con su esposa María.- (AP)

 (NOTIMEX).- El futbolista paraguayo Salvador Cabañas, quien hace cuatro años recibió en México un disparo que lo mantuvo al borde de la muerte, ‘perdió todo’ y en la actualidad ‘vende pan’ en su país, aseguró hoy el portal del diario ABC Color.

 En su edición digital, el rotativo paraguayo publicó este domingo una entrevista al exjugador del club mexicano América, donde da cuenta de su precaria situación económica actual, al punto que ahora ‘no se explica el giro que le dio el destino a su vida’.

 ABC Color explicó que ‘Salvador recuperó la vida, pero las secuelas fueron nefastas. Rompió con su mujer y se quedó sin nada. Volvió a la vivienda que lo vio nacer donde hoy vende pan con sus padres. ‘Me divierto’, afirma. ‘Vamos a salir adelante’, señala con optimismo’.

 ‘Estoy apoyando a mis padres, a mis familiares. Repartimos por los alrededores de Itauguá, Ypacaraí, San Bernardino. Me gusta el trabajo. La gente me reconoce y me pregunta… sobre futbol claro. Yo les digo que me divierte mucho hacer reparto’, dijo Cabañas.

 Al hacer un balance de su vida tras el disparo que recibió en un confuso incidente en un bar mexicano, señaló: ‘Cuando ocurrió eso tenía un precontrato por un millón 700 mil dólares para una transferencia al Manchester United o a otro club grande’.

 ‘En el América me doblaron mi salario y me dieron un departamento en Acapulco y otro en Cancún para retenerme (en forma momentánea). Y bueno, aquí estoy, tratando de recuperarme. Estamos saliendo adelante’, agregó.

 Respecto a sus posibilidades de volver a jugar en primera división con el equipo 12 de Octubre, Cabañas mencionó: ‘Me estoy entrenando. Mi deseo es jugar, jugar hasta donde pueda. El futbol y mi familia son el significado de mi vida’.

 Consultado sobre lo que recuerda de la noche del 25 de enero de 2010, cuando recibió el balazo en su cabeza, Cabañas comentó: ‘Llegué al cielo, Dios me bendijo para volver a vivir’.

 ‘Cuando estaba en terapia intensiva (23 días) hablaba con abuela (ya fallecida). Me decía que iba a salir. Cuando era chico ya me decía que iba a ser un gran jugador. Yo le prometí que a mi familia no le iba a faltar nada’, sentenció.

 Cabañas comentó que su deseo actual ‘es jugar por el ‘12’, llevarle a los mejores lugares y clasificar a la Copa Libertadores con el equipo’.

Etiquetas:,