Phelps, segundo en su regreso

El estadounidense cae ante Ryan Lochte

Michael Phelps y Ryan Lochte se toman la foto al término de la competencia

El estadounidense Michael Phelps debió digerir una derrota en la primera final de su regreso a las competencias de natación tras un retiro que duró 20 meses.

Su compatriota, Ryan Lochte fue el verdugo de Phelps en la final de los 100 metros estilo mariposa en Arena Grand Prix.

Lochte cronometró 51.93 segundos, seguido por Phelps con 52.13.

Phelps es tricampeón olímpico y vigente campeón del mundo en la modalidad.

Esta fue su primera competencia desde los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

A primera hora, Phelps se clasificó a la final con el mejor tiempo de la prueba que se disputa en Mesa, Arizona.

Phelps es el plusmarquista mundial y estadounidense en los 100 metros mariposa. Se convirtió en el primer hombre en ganar la misma prueba en tres citas olímpicas consecutivas cuando capturó el oro en Londres con un tiempo de 51.21, su último registro en una competencia antes de esta.

Intento fallido

Phelps, ganador de 22 medallas olímpicas, la mayor cifra de cualquier deportista en la historia, intentó jugar golf y llegar a torneos importantes de póquer en busca de satisfacer sus deseos de competir. Pero no encontró nada comparado con la sensación de ponerse el traje de baño y saltar al agua.

“No sé qué efecto me causa el mirar durante horas una línea negra”, dijo Phelps, en referencia a la franja que delimita los carriles en el fondo de la piscina. “Pero me estoy divirtiendo”.

“Hago esto porque quiero”, dijo Phelps a un grupo de reporteros que se arremolinaron debajo de una carpa, emplazada detrás de la piscina. “Nadie me está forzando a hacer esto o aquello”.

“Tan sólo volver a meterme en esa mentalidad de competencia es lo que realmente me gustaba más cuando participé en 2012 y en toda mi carrera”, dijo.




Volver arriba