Leticia Torres, una vida entregada al deporte paralímpico

MÉXICO (Notimex).- Para la atleta paralímpica Leticia Torres, la satisfacción más grande que tiene en el deporte es haber logrado todo lo que deseó en 25 años de trayectoria.

En entrevista con Notimex, la multimedallista en las disciplinas de 100, 200, 400, 800 y mil 500 metros en silla de ruedas, comentó que las 300 preseas logradas en su carrera son gracias al esfuerzo de años, pese a no contar con suficientes apoyos por parte de las instituciones.

Torres, quien padece paraplejia desde que tenía un año de edad debido a las secuelas de la polio, destacó que desde la infancia estuvo inmersa en el deporte al acudir a las clases que impartía el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), donde comenzó a formarse y logró representar a México en competencias internacionales.

‘Representé a la institución en todas las disciplinas, natación, pista, basquetbol y tenis de mesa, pero me llamaban más la atención las carreras’.

La especialista en competencias de velocidad, dijo que la experiencia de los Juegos Paralímpicos de Seúl 1988 fue satisfactoria, pues logró sus primeras preseas en este tipo de eventos, cuatro de oro y una de plata, pese a que no contaba con el apoyo necesario para poder competir a nivel internacional.

‘No teníamos sillas adecuadas para la competencia, eran sillas prestadas por los mismos compañeros y teníamos que adaptarlas y acoplarnos a ellas para llegar a Seúl y representar a México lo mejor posible’.

Manifestó que lo más gratificante fue ver los alcances que tuvo lejos de casa, de su familia y en una silla que no era ella, con la que logró el récord paralímpico de los 200 metros con un tiempo de 48.74 segundos.

Destacó que el apoyo de su familia ha sido lo más importante para conseguir sus metas, entre las que se encuentran haber recibido el Premio Nacional del Deporte en 1988, otorgado por la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade).

‘Ellos iban siempre conmigo, nunca me decían que no a las concentraciones que a veces eran hasta de un mes’, y agradeció el apoyo de su única hija, con la que no pudo estar en momentos importantes de su vida debido a las competencias.

Torres, que también compitió en las justas paralímpicas de Barcelona 1992, Atlanta 1996 y Atenas 2004, reconoció que actualmente el deporte paralímpico ha mejorado en México, ya que los apoyos por parte de las instituciones han aumentado para los atletas, a quienes recomendó hacer las cosas de corazón.

‘Las cosas que se hacen con el corazón se logran, más que por interés, ahora tienen muchos beneficias y deben aprovechar todo eso que nosotros no tuvimos y salir adelante para demostrar que una discapacidad no detiene y se puede ganar todo en la vida’.

Agregó que el reconocimiento que realizó la Conade con la publicación del libro ’25 Glorias del deporte adaptado’, es una satisfacción de saber que ‘los logros que hemos hecho ya quedaron plasmados… es una huella que dejamos’.

Para finalizar, deseó a los futbolistas de la selección mexicana que representarán al país en la Copa del Mundo Brasil 2014 ‘que lleguen a cuartos de final y si es la final qué mejor’.

 




Volver arriba