Hamilton reina en casa

El británico gana ante su afición en dramática carrera

Lewis Hamilton celebra su triunfo en el Gran Premio de Gran Bretaña

Lewis Hamilton ganó ayer el Gran Premio de Gran Bretaña de Fórmula Uno, en una dramática carrera marcada por choques, para reducir la ventaja de su compañero de Mercedes, Nico Rosberg, en la competencia de pilotos de 29 puntos a apenas cuatro, luego que el alemán tuviese que retirarse por problemas mecánicos.

El británico Hamilton, campeón en 2008, arrancó sexto y se colocó cuarto en la primera vuelta, antes de que se sacase la bandera roja luego de un choque entre el Ferrari de Kimi Raikkonen y el Williams de Felipe Massa que obligó a parar la carrera por una hora.

Hamilton tomó la punta tras 29 vueltas cuando Rosberg se retiró por problemas con la caja de velocidades. Hamilton llegó a la meta 30 segundos por delante del finés Valtteri Bottas, de Williams, que arrancó 14to.

El australiano Daniel Ricciardo, de Red Bull, finalizó tercero, delante del británico Jenson Button, de McLaren, y el campeón defensor Sebastian Vettel, de Red Bull. Fernando Alonso, de Ferrari, fue sexto.

Fue la quinta victoria de Hamilton en el año, su segunda en casa y 27ma de su carrera, lo que le empareja con su compatriota y tres veces campeón Jackie Stewart en el libro de récords.

“¡Inglaterra! Qué gran sensación, muchachos, no podía estar más feliz. Lo siento mucho por lo de ayer, pero un fantástico trabajo hoy, como siempre”, le dijo Hamilton a su equipo por radio.Hamilton cometió un error de juicio en las clasificatorias el sábado al decidir que la pista estaba demasiado mojada para poder mejorar su tiempo.

En lo alto

Desde el podio, Hamilton añadió: “Esto nos enseña a no darnos por vencidos. Tenemos los mejores hinchas aquí. Fueron ustedes quienes me impulsaron. Cuando salimos con los neumáticos duros, no podía creer la velocidad que tenía. No me gusta ver a un compañero de equipo fallar, yo quiero un uno-dos, pero realmente necesitaba este resultado”.

Raikkonen estuvo involucrado en un espectacular choque en la primera vuelta que paró la carrera durante hora para permitir reparaciones a las barreras.

El piloto de Ferrari perdió el control de su vehículo, hizo un trompo, chocó con la barrera y después con el Williams del brasileño Massa, que competía en su 200mo Gran Premio. Ambos escaparon sin heridas severas, pero Raikkonen, cuyo coche sufrió daños grandes, se alejó cojeando y tuvo que someterse a un examen con rayos X en el tobillo derecho.

Massa tuvo que abandonar la carrera por los daños a su auto, pero, como Rosberg, se quedó para alentar a los equipos al final.El novato danés Kevin Magnussen finalizó séptimo por McLaren, por delante del alemán Nico Hulkenberg, de Force India, el novato ruso Daniil Kvyat de Toro Rosso y el francés Jean-Eric Vergne, en el otro Toro Rosso.

El tapatío Sergio Pérez no pudo sumar puntos, pues terminó undécimo. La arrancada fue determinante para truncar su objetivo.

“Una lástima. Tuvimos una muy mala arrancada, el clutch se sobrecalentó y no pudimos largar bien, perdimos muchas posiciones antes de llegar a la curva uno, y luego el Toro Rosso (de Jean-Eric Vergne) llegó pasado y me pegó en la parte de atrás”, señaló.

El regiomontano Esteban Gutiérrez tampoco tuvo suerte y tuvo que abandonar la carrera tras un duro contacto con el venezolano Pastor Maldonado, a pesar de un buen comienzo.- Notimex y AP

Encuentra en nuestro sitio una galería del Gran Premio Británico de Fórmula Uno.




Volver arriba