Esteban Gutiérrez un piloto del que Sauber espera mucho para el 2014

 

Por Gilberto Escobar García

MÉXICO (Notimex).- Después de una difícil temporada como novato, Esteban Gutiérrez llega a 2014 con la mira puesta en los puntos, la continuidad que le refrendó Sauber tendrá que ser demostrada en la pista, para no quedarse en sólo una promesa.

A pesar de sus buenas actuaciones en la temporada 2013, al mexicano no le aseguraron en un primer sus continuidad, pero después de semanas de negociaciones Sauber decidió contar con él, para la llegada de los motor V6 turbo, en un año donde tendrá el reto plasmar lo aprendido con puntos y buenos resultados pues ya no es más un novato.

Esteban Gutiérrez llegó este año muy cuestionado a la máxima categoría del automovilismo, cuestionado por lo que había logrado Sergio Pérez la anterior campaña con el equipo, cuestionado por algunos, por el apoyo financiero y cuestionado por su calidad.

Todo ello fue una presión externa para ‘Guti’, que tenía que demostrar que podía ser un piloto de puntos, sin embargo, la poca experiencia previa en un monoplaza de Fórmula 1, le ocasionaron un difícil dominio del mismo.

Pero la temporada comenzó y no tenía tiempo para excusas, por lo que enfrentó de la mejor manera las primera fechas en la que fuera de este tema Sauber dejó ver que no tenía el mismo coche que la temporada pasada, uno capaz de llegar al podio en la manos correctas.

La primera prueba fue Australia, Gutiérrez calificó en el sitio 18, eliminado desde el primer filtro dos segundo arriba del tiempo de su compañero, el alemán Nico Hulkenberg, pero aún así el nuevo se las arregló para remontar 5 posiciones y terminar 13.

En Malasia no hubo mucha mejor suerte desde el sitio 14, sólo pudo avanzar dos lugares y en China protagonizaría su primer abandono, aunque ya para entonces el equipo suizo acumulaba a 5 unidades.

En Bahrein, una penalización en la sesión calificada lo mandó hasta el último sitio de largada, en el Gran Premio de España se quedaba al margen en el sitio 11 y en Mónaco repetía la misma historia al finalizar 13.

Los premios pasaban y Gutiérrez trataba de ser aquel piloto hábil y preciso de la GP2, pero no tenía oportunidad de demostrar sus dote en un coche de Fórmula 1, también en Canadá tuvo que abandonar.

Las siguientes tres carreras Inglaterra, Alemania Hungría y Bélgica terminaba en el décimo cuarto sitio, sólo en Hungaroring, debía de abandonar por tercera vez en la temporada.

Con la mitad de la temporada ya resuelta y Sauber con 7 puntos, gracias a Hulkenberg, llegaron las vacaciones de verano donde los ingenieros trabajaron al máximo buscando solucionar sus problemas.

La respuesta para haber llegado pues en la segunda mitad un repunte comandado por el piloto alemán demostró que el coche podía estar de nuevo en los puntos, con Esteban más confiado y adaptado el equipo lucia con el panorama optimista.

Sólo en dos de las ocho carreras siguiente el equipo no logró unidades (India y Abu Dhabi), el regiomotano titubeó en Monza y Marina Bay, en el GP de Corea demostró que los puntos estaban cerca con un onceavo lugar luego de haber calificado octavo, su primer top-10, en este rubro.

Finalmente probó la gloria como novato con un séptimo puesto en Japón, una carrera perfecta para el mexicano en conducción y estrategia que le redituaron seis unidades, los dos Sauber rodaron muy parejo a una distancia de poco menos de 2 segundos del coche de Sebastian Vettel.

Sin embargo, las siguientes cuatro carreras no fueron lo esperado, Gutiérrez no pudo volver meterse en los diez primero, ni en calificación, ni en carrera y terminó la temporada dando buenas actuaciones y nombrado Novato del Año con Sauber, en el séptimo puesto general y 57 puntos.

Sin embargo, tras la finalización el equipo de Hinwill tuvo una reestructuración su plantilla de pilotos titulares se modificó con la salida de Nico Hulkenberg, el piloto revelación que negociaba su futuro con Force India, en un cambio por Adrián Sutil.

‘Guti’ tuvo precauciones tras las semanas siguientes en la que no hubo pronunciamiento alguno de la escudería y tentó la posibilidad de Caterham un equipo chico y del fondo de la parrilla para mantenerse en la categoría.

Finalmente el 20 de diciembre fue confirmado como su segundo piloto para la temporada 2014, donde se espera un conductor más maduro que demuestre su valía y que no es sólo dinero lo que lo mantiene en el paddock.

 




Volver arriba