Pistorius acepta su disparo

El atleta confiesa que fue en medio de la confusión

Un vecino de Óscar Pistorius declaró en el juicio en contra del atleta por el asesinato de su novia, que el velocista olímpico le confesó, minutos después del crimen, que le había disparado a su novia, la modelo Reeva Steenkamp al pensar que “era un ladrón”.

“Le he disparado. Pensé que era un ladrón”, confesó conmocionado al radiólogo Johan Stipp, quien vive a 72 metros de la casa del corredor y que se acercó a ayudar tras escuchar los disparos.

Según Stipp, cuando llegó vio al velocista intentar abrir las vías respiratorias de Reeva para evitar su muerte, y le pidió al médico que la tratara de salvar.

Stipp, comentó que Pistorius rezaba junto al cuerpo de la modelo, y afirmó que dedicaría “su vida y la de Reeva a Dios si ella vivía”.

Durante la comparecencia del vecino, Pistorius, visiblemente afectado, no pudo tolerar las declaraciones y se tuvo que tapar los oídos en varias ocasiones, e igual rompió en llantos.- EFE Y NOTIMEX




Volver arriba