Pacquiao y Bradley: cuestión de orgullo

La credibilidad, en juego sobre el ring el 12 de abril

Manny Pacquiao y Tim Bradley al presentar ayer su combate

BEVERLY HILLS (AP).- Manny Pacquiao y Timothy Bradley quieren resolver esta vez todas las dudas.

Casi dos años después de que Bradley venció al filipino por un fallo dividido que generó una andanada de críticas, los dos púgiles wélter se mostraron inusitadamente confiados ayer, en el comienzo de la promoción de la revancha que disputarán el 12 de abril.

Quizás ello obedece a que ambos consideran que ganaron la primera contienda.

“Quiero mantener en lo más alto mi nombre y demostrar que todavía puedo pelear”, dijo el también legislador Pacquiao. “Mi carrera no está acabada”.

El dictamen que siguió al combate de junio de 2012 enfureció a los aficionados y a buena parte de la prensa. El propio Bob Arum, promotor de ambos boxeadores, cuestionó la decisión.Una mayoría abrumadora consideró que el poder y las combinaciones de Pacquiao tuvieron los méritos suficientes para superar la táctica elusiva de Bradley.

Bradley (31-0, con 12 nocauts) se siente todavía lastimado por las reacciones que provocó el mayor triunfo en su carrera. Esas respuestas fueron desde comentarios ácidos en la calle hasta amenazas de muerte en su buzón. “Con toda esta controversia, en esta pelea lo importante es la reivindicación”, comentó Bradley. “Quiero obtener lo que no conseguí entonces, que fue el crédito. Para mí, es importante hacer que esta vez el triunfo parezca definitivo. Tengo ya una victoria. Quiero caminar por la calle sin que alguien me diga, ‘oye, no ganaste esa pelea’, hombre. Eso me hiere”.

Pacquiao (55-5-2, con 38 nocauts) cree, junto con su entrenador Freddie Roach, que ganó todos los asaltos del combate anterior. Pero “Pacman” desea demostrar que ha recuperado su nivel vengando una derrota que le rompió una racha de 15 victorias en fila.

“Ya no estoy enojado”, expresó Pacquiao. “Me sorprendió la decisión, pero soy del tipo de personas que respetan el fallo de los jueces”.




Volver arriba