Una nueva esperanza

Luego de otra frustración en octavos de final, el futuro tricolor se ve promisorio

A diferencia de los sucedido en ediciones anteriores, México padeció en Brasil su derrota más dolorosa, su eliminación más cruel del Mundial, que prolonga el maleficio de los octavos de final.

La buena pinta que generó el fútbol del Tri, impulsado por el trabajo de su entrenador Miguel Herrera, alienta, no obstante, el futuro de un equipo joven, con perspectiva y plagado de ambición.

La fractura de tibia de Héctor Moreno es la principal y más grave secuela del viaje de vuelta emprendido por la selección.

“De cuatro partidos, hemos tenidos tres con arbitrajes desastrosos, con tres clavados. Cuando mandan a un árbitro de una misma confederación del equipo que está jugando, las decisiones dudosas siempre van en nuestra contra”, dijo Herrera.

México fue una de las grandes sensaciones de la primera fase. Con un proyecto serio y jugadores de nivel mantuvo el tipo ante los mejores. De hecho, arrebató el papel clasificatorio a Croacia, al que muchos apuntaban con el favorito para los octavos de final por detrás de Brasil y por delante del equipo mexicano.

La desgracia llegó en los octavos de final. En el 88′ le ganaba a Holanda, que aprovechó un error defensivo y un pénalti en el tiempo añadido para salvarse del adiós al que condenó al cuadro de Herrera.

Poco o nada que ver con despedidas de los anteriores mundiales. “Siempre faltó algo. A excepción de Francia 1998, que fue una situación puntual, otras veces faltó calidad, convencimiento, varias cosas que ahora no faltan”, dijo “El Piojo”.

“No estuvo en nuestras manos la decisión de seguir. En Alemania-2006, México fue mejor en octavos que Argentina, pero un golazo de Maxi Rodríguez nos dejó fuera. Pero hoy no fue así, no hubo un golazo, fue una mala decisión arbitral”, resumió Herrera.

Material promisorio

El futuro, sin embargo, parece firme. El portero Guillermo Ochoa fue la revelación del equipo. El sosten en momentos decisivos. Y tras él debe mantenerse el bloque que ha ilusionado a México, heredado del título olímpico de Londres 2012. Herrera, el artífice de la nueva ilusión, debe seguir al mando.

Otros dirán adiós, como el veterano zaguero Rafael Márquez. “Seguramente no esté para el próximo Mundial”, dijo tras la derrota el defensa de 35 años. Una situación a la que se acercan otros como El “Maza” Rodríguez, Oribe Peralta o Carlos Salcido, con más de treinta años.

El resto puede alcanzar Rusia en plena madurez. Incluso Andrés Guardado, el mayor de la camada con 27 años. Y a la espera de Carlos Vela.

Héctor Herrera, Diego Reyes, Héctor Moreno, Giovani Dos Santos y Javier Hernández son parte de los que llegarían en madurez.

México además ha tenido éxito en categorías con restricción de edad y jugadores que no vinieron a Brasil, como Carlos Fierro, podrían recibir su primera oportunidad.- EFE Y AP




Volver arriba