Una muralla alemana

Una muralla alemana

Manuel Neur, uno de los artífices de la victoria de Alemania

RÍO DE JANEIRO (AP).- Alemania, la eterna invitada a las últimas instancias de la Copa del Mundo, está de nuevo en semifinales. Pero en su camino de exigencia tiene un objetivo superior: conseguir el título que se le niega desde hace 24 años.

Ayer demostró que tiene la estrategia y adaptabilidad para lograrlo. Con un cabezazo de Mats Hummels y mesura para manejar las condiciones del partido, Alemania derrotó 1-0 a Francia y se metió en semifinales por cuarto Mundial consecutivo.

Los germanos volvieron a despachar a Les Bleus, como ocurrió en las semifinales de los mundiales España 1982 y México 1986. Su rival en semifinales será Brasil.

Alemania marcó a los 13 minutos con un tiro libre que Toni Kroos cobró desde la banda izquierda y Hummels peinó hacia el segundo poste del arco defendido por Hugo Lloris.

“Dimos hoy (ayer) una buena actuación en un partido que no fue fácil”, consideró el capitán teutón Philipp Lahm.

Tampoco lució tan difícil. Y es que Alemania rara vez se complica en estas etapas. Disputará las semifinales de un Mundial por vigésimo tercera ocasión, más que cualquier otro.

Pero no se corona desde 1990. Sus últimos tres arribos a semifinales arrojaron un saldo de un subcampeonato en 2002 y terceros lugares en 2006 y 2010.

Con la artillería pesada

Alemania realizó un planteamiento ofensivo, enviando a Miroslav Klose como centro delantero y colocando a Thomas Muller por la derecha para buscar escapadas por ese costado.

“Tuve suerte de estar en el lugar correcto”, comentó el central del Borussia Dortmund, Mats Hummels, defensa central que curiosamente abrió el marcador. “Creo que todos estamos jugando el tipo de fútbol que nos da la oportunidad de ganar. Uno no siempre puede anotar dos goles más que su rival en una Copa del Mundo, y defendimos bien hoy. Fue difícil. Hubo momentos en que pudimos jugar bien”.

En tanto, Manuel Neuer volvió a brillar en el arco alemán, sobre todo en un segundo tiempo en el que Francia atacó con más peligro. El portero de Bayern Munich evitó el empate en los descuentos al atajar con una mano un potente remate a quemarropa de Karim Benzema.

“Hoy ellos fueron muy superiores”, dijo Didier Deschamps, técnico galo. “No tenemos la experiencia de Alemania”.

Karim Benzema, por su parte, dejó ir dos opciones: una que le tapó con una barrida Hummels, y la otra, en las postrimerías del juego, que sacó de gran forma Neur con la mano derecha.

“Tuvimos oportunidades y Manuel Neuer hizo buenas atajadas”‘, comentó Deschamps. “Hay que tener puntería”.




Volver arriba