Una fiesta goleadora

Una fiesta goleadora

Si se mantiene la media actual, Brasil 2014 superaría los tantos anotados en Francia 1998

El holandés  Robin van Persie (foto) suma tres tantos en el Mundial de Brasil

Desde el primer día, en que Brasil le hizo tres a Croacia, la Copa Mundial ha registrado una lluvia de goles tan fuerte como un aguacero en la selva amazónica.

Una serie de factores se han combinado para que la de Brasil pueda ser la Copa Mundial en la que más goles se anotan.

La marca a batir son los 171 tantos del Mundial de Francia de 1998. Ya se han marcado 154 goles y todavía faltan jugarse ocho partidos.

Los tantos de las dos primeras rondas ya superan el total de goles de los mundiales de 2010 en Sudáfrica y de 2006 en Alemania.

Desde ya, ahora que hay 32 equipos (a partir de 1998) es de esperar que se marquen más goles que antes, en que participaban 26, 16 o incluso 13 selecciones.

Pero el promedio de 2.75 tantos por encuentro es notable. La FIFA afirma que es el mejor promedio de las dos primeras rondas desde 1986.

Si hay una tendencia que está certificando el Mundial de Brasil es que el gol ya no es propiedad del delantero. El protagonismo ofensivo es ahora del mediocampo.

Pero más allá de la cifra global de anotaciones hasta ahora, los números evidencian que el gol es cada vez más hijo del juego de los mediocampistas y menos del artillero oportunista.

Medios al ataque

El colombiano James Rodríguez, con cinco dianas, y Thomas Mueller, Lionel Messi, Neymar, Arjen Robben y Karim Benzema, con cuatro, lideran la tabla de goleadores de la competición. Todos ellos juegan cerca del área, pero ocupan diferentes posiciones en la cancha, especialmente el medio campo. El holandés Robin van Persie, al que podría definirse como un artillero a la vieja usanza, dijo que todas las selecciones imitan patrones de juego que ven en los grandes clubes. Y en los últimos años equipos como el Barcelona, Bayern Múnich o Real Madrid han revolucionado sus sistemas.

“Todas las selecciones nos conocemos perfectamente”, dijo Van Persie durante el Mundial. “Todos los equipos ven lo que hace Barcelona, Manchester United o Bayern Múnich”.

Un estilo digno de imitar.

Hace mucho tiempo que el Barcelona prescindió del delantero de área en su alineación. Y si lo hace nunca está de referente. Madrid usa el famoso tridente conocido como “BBC” (Benzema, Gareth Bale y Cristiano Ronaldo). Pero estos delanteros caen a banda y ocupan zonas impensables para un artillero de la vieja escuela.

En el Bayern Múnich, como en Holanda, Robben arranca como extremo a pierna cambiada. Ya no busca el típico centro. Sino que encara hacia el centro para disparar con la zurda.

España fue probablemente la selección que más peso dio a su medio campo. Uno de ellos, Andrés Iniesta, le dio el título a la Roja en Sudáfrica. Y esa herencia perdura, los mediocampistas llegadores tienen también la virtud de la generosidad.

Salvo Neymar, el resto de los máximos artilleros han servido otros ocho goles a sus compañeros con sus asistencias.- AP

del día

Goles se han marcado en Brasil 2014. Faltan 18 para pasar la marca de Francia 1998.




Volver arriba