Una Copa del Mundo hace 20 años. El singular Mundial USA 1994

Jorge Campos en la Copa del Mundo de 1994

La Copa del Mundo que arranca en Brasil el próximo 12 de junio no para de generar titulares y llenar páginas de diarios y revistas con especiales sobre esto y lo otro. Brasil 2014 se recordará por varias cosas pero a bien seguro serán distintas de las grandes historias que nos hizo vivir esta misma competición hace ahora dos décadas.

El Mundial de 1994 sigue siendo, 20 años después, uno de los más recordados de la historia. Fue el primero que salió de los dos grandes feudos del fútbol mundial, Europa y Latinoamérica, y no defraudó. Estados Unidos dio grandes alegrías y grandes penas, y a nadie dejó indiferente.

Volvamos la vista atrás para recordar algunas de las historias más importantes que nos dejó una de las ediciones más míticas de la Copa del Mundo: USA 1994.

Los llamativos uniformes de Campos también quedan en la memoria colectiva del USA 1994

El marco partido
El Grupo E en el que se encontraba México en la Copa de 1994 ha pasado a la historia por ser el único en el que los cuatro equipos que lo formaban empataron a puntos. Finalmente, tras tener en cuenta los enfrentamientos cara a cara, México se proclamó primero de grupo, seguido de Irlanda e Italia.

Marcelino Bernal ya fue protagonista en el valioso empate de la selección ante Italia con un gol desde fuera del área en los últimos minutos. En octavos de final contra Bulgaria volvería a escribir su nombre en la Historia.

Bernal hizo momentáneamente de Jorge Campos para salvar un tiro de los búlgaros y acabó enredándose en la red de la portería tensando las cuerdas hasta el punto de partir el marco.

Ese encuentro también será recordado por la fatídica tanda de penales que acabó con la andadura de México en USA 1994. Aquella selección de Bulgaria contaba con el legendario Hristo Stoichkov y otros jugadores de la “Generación Dorada” que lograron el mejor resultado de los búlgaros en un Mundial: semifinales tras eliminar a Alemania en cuartos.

Sin embargo, el héroe de los búlgaros en los octavos de final fue el guardameta Miroslav Mihaylov, que paró tres penales, entre ellos el de Bernal, a la selección mexicana y dio el pase a Bulgaria, quienes no se han vuelto a clasificar para un torneo importante desde la Eurocopa de 2004.

El gol en propia meta de Andrés Escobar

El asesinato de Andrés Escobar
Es inevitable no recordar la parte más trágica del Mundial de 1994 y uno de los episodios más vergonzosos de la historia del fútbol.

Pese a que Colombia asistía a USA 1994 con un combinado poderoso, con Valderrama, Freddy Rincón o René Higuita entre otros, acabaron como últimos de un grupo que compartían con los anfitriones, Rumanía y Suiza. Fue precisamente en el partido ante Estados Unidos, el 22 de junio de 1994 en Los Ángeles, cuando el defensa Andrés Escobar en un despeje acabó mandando el esférico al fondo de su propia portería.

La anécdota podría haber quedado en mala suerte de no ser porque diez días más tarde, cuando el jugador se encontraba de vacaciones en Medellín, se encontró con Humberto Muñoz Castro quien increpó al defensa por su autogol y acabó con la vida del futbolista disparándole hasta en doce ocasiones.

Lo que el árbitro no vio: la nariz sangrante de Luis Enrique

La nariz de Luis Enrique
 
El ex defensa de la selección española ha sido noticia recientemente por ser nombrado entrenador del FC Barcelona para la próxima temporada pero si Luis Enrique es recordado en la historia del Mundial de fútbol es por su nariz.

Con España arriba 2-1 en los cuartos de final contra Italia y a pocos minutos para el final, el defensa azzurro Mauro Tassotti derriba al español dentro del área con un codazo en la nariz que hubiera supuesto la pena máxima contra los italianos y la expulsión del jugador.

Sin embargo, ni el árbitro húngaro Sándor Puhl ni sus asistentes vieron la acción y por lo tanto no pitaron nada pese a las quejas de los jugadores y la evidente contusión en el rostro de Luis Enrique, una de las imágenes más recordadas del USA ’94. Italia empató el partido en el minuto 88 y ganó el encuentro en la tanda de penales.

La FIFA sancionó posteriormente a Tassotti con siete partidos de suspensión; el defensa, que había debutado con la absoluta de Italia a los 32 años, ya no volvió a vestir la camiseta azul. Al árbitro, sin embargo, pese a su error, se le permitió pitar la final del Mundial.

Roberto Baggio de héroe a villano

El penal de Roberto Baggio
Italia no brilló especialmente en el Mundial de 1994 pero gracias a la actuación de Roberto Baggio llegaron a la final. Fue decisivo en octavos y semifinales contra Nigeria y Bulgaria y fue el autor del gol del empate ante España en el minuto 88.

Entonces, el que tenía que haber sido su momento de gloria se tornó su peor pesadilla. Tenía la responsabilidad de marcar un penal decisivo de la final ante Brasil. Baggio decidió tirar por el centro de la portería porque sabía que Taffarel, el guardameta brasileño, siempre se lanzaba. Así fue pero el tiro del italiano se fue alto y Brasil se llevó el título.

Mazinho, Bebeto y Romario en una de las celebraciones más icónicas del Mundial

La celebración de Bebeto
El gol de Bebeto ante Holanda en los cuartos de final de USA 1994 no fue especialmente decisivo para Brasil pero es uno de los más recordados; si bien no el gol, sí su peculiar celebración. El brasileño acababa de ser padre de su hijo Mattaus y no lo había podido conocer por estar jugando en Estados Unidos; por eso decidió celebrar el gol como si estuviera acunando a su bebé. Mazinho y Romario se unieron a la celebración; el gesto se convirtió en marca de la casa y una de las formas más famosas de festejar un gol.

Veinte años después de aquella celebración, Bebeto todavía es recordado por ella. La prestigiosa sala de póker online Poker Stars fichaba hace unos días al menudo ex delantero para aparecer en un acto publicitario junto a su amigo Ronaldo donde revivían aquel momento. Muchos no lo recordarán pero Ronaldo, antes de ser campeón en 2002 y subcampeón en 1998, también ganó la Copa de 1994. El astro brasileño fue convocado pese a tener tan sólo 17 años aunque no llegó a jugar ni un minuto.

La otra “celebración” más recordada de USA 94

El último gol de Maradona
Otra celebración muy recordada fue la del gran gol que Diego Armando Maradona anotó para Argentina ante Grecia en la fase de grupos. Pese al hat-trick de Batistuta, el gol más emblemático, y uno de los mejores del Mundial ’94, fue el de Maradona.

Su rostro desencajado mirando a cámara tras ese tanto despertó las sospechas de muchos y en un control anti dopaje tras el partido de Argentina contra Nigeria, Maradona dio positivo en sustancias prohibidas y fue expulsado de la concentración argentina. No volvió a jugar con la albiceleste y este quedó como el último de los 34 goles que Maradona marcó para Argentina.




Volver arriba