Un escollo mayúsculo

Brasil, uno de los mayores retos que tendrá Alemania

BELO HORIZONTE, Brasil (EFE).- El seleccionador de Alemania, Joachim Low, calificó ayer como “uno de los retos más grandes”, el partido de semifinales del Mundial contra Brasil, hoy en Belo Horizonte.

“Jugar contra Brasil es uno de los retos más grandes que tenemos. Así lo debemos asumir”, indicó el preparador germano, que consideró que los precedentes no sirven y cada partido es nuevo.

“Es verdad que tenemos experiencia en estas situaciones. Más que ellos incluso pero cada partido es diferente. La semifinal es un ejemplo. Tiene su propia dinámica. Jugar con Brasil es un reto por razones obvias. Hemos perdido en ocasiones anteriores en partido oficial, pero cada situación es distinta”, aclaró.

Ante las ausencias, Brasil maneja varias opciones.

“Pueden reforzar el centro del campo, con jugadores más defensivos. También optar por un cambio natural a Neymar. Veremos mañana cual es su predisposición, pero también nosotros tenemos una solución ante cualquier eventualidad”, advirtió.

El técnico de Alemania no mostró cómo jugará.

No confirmó el retorno de Per Mertesacker en la zaga después de su ausencia ante Francia y el buen resultado obtenido. “Per Mertesacker estaba tocado. Teníamos varios jugadores con gripe. Para este partido todos están bien y esta noche decidiré que hacer”, comentó.

También tiene respuesta al factor ambiental. “Sabemos que habrá mucho ambiente de la afición de Brasil. Tenemos que concentrarnos en los jugadores del rival y no perder el control de la situación”, enfatizó.

Mensaje al árbitro

Low también se mostró escandalizado por las acciones violentas que está viendo en la Copa Mundial, muchas de ellas de jugadores brasileños, y le pidió al árbitro mexicano Marco Antonio Rodríguez que adopte mano dura con las infracciones durante el partido ante el anfitrión.

“Espero que el referí controle las cosas” en el choque del martes, declaró Low en la conferencia de prensa previa al partido. “En los últimos partidos vi roces físicos que se pasan de la raya. Se trata de frenar al rival por cualquier medio. Hay que poner fin a las faltas brutales, porque si no no veremos más jugadores como (Lionel) Messi o Neymar, sino jugadores que salen a destruir”.

El estratega alemán dijo haber visto partidos “en los que se rebasaron los límites de lo tolerable” y señaló particularmente el de Brasil y Colombia por los cuartos de final.

“No podemos generalizar. Hubo partidos normales”, expresó Low. “Pero el último partido, entre Colombia y Brasil, fue una guerra campal con numerosas faltas de ambos bandos. No solo esa de Neymar. El tiempo real de juego fue de 39 minutos porque hubo demasiadas interrupciones. Eso no le va a agradar al aficionado”.

Low sostuvo que en ese encuentro notó muchas faltas desde atrás, peligrosas para el jugador, desde atrás y desde el costado.

“El árbitro tiene que proteger al jugador. Es su deber defender al delantero”, dijo.

El técnico alemán opinó que la presión de la afición brasileña puede motivar a los jugadores locales.

“Brasil desatará toda su pasión. Eso está claro. Se vio en los partidos previos. Ante tanta presión tendremos que concentrarnos”, concluyó.

Boateng | Prueba de fuego

El central alemán Jerome Boateng sabe del “gran desafío” que es Brasil.

Concentración al máximo

A sabiendas de que Brasil jugará en casa y con su gente, el zaguero central de la “Mannschaft”, Jerome Boateng, dijo que su equipo saldrá a jugar concentrado por la importancia que tiene el encuentro. “Vamos a entrar con concentración plena”, aviso el jugador, que reconoció estar “muy motivado y feliz de poder jugar este partido. “Estamos ansiosos por el encuentro de mañana”, dijo.

Con un viejo conocido

El defensor del Bayern Múnich coincidirá con Dante -quien sustituirá a Thiago Silva en la defensa de la Canarinha- su compañero de equipo. “Nos enfrentaremos cada uno por nuestros intereses y cuando acabe el partido volveremos a ser amigos”, concluyó el zaguero.




Volver arriba