Sueño o pesadilla

Sueño o pesadilla

Brasil vivirá hoy su jornada más dura en lo que va del Mundial

Neymar saluda durante un receso en el entrenamiento de Brasil, ayer

Una encendida Colombia, que con su paso perfecto ya presume del mejor Mundial de su historia, aspira a revivir los peores fantasmas del “Maracanazo”, cuando enfrente hoy a Brasil, el gran favorito que todavía no termina de convencer.

El cuadro amazónico organizó la Copa del Mundo para ganarla y vengar de una vez por todas la afrenta de 1950, pero ha despertado serias dudas por su excesiva dependencia de Neymar, y los amargos recuerdos de aquel torneo comienzan a emerger. Si su astro no anota, a Brasil se le atragantan los partidos.

No pudo superar a Chile (1-1) en su duelo por los octavos de final, que se definió por penales, como no tampoco lo pudo hacer frente a México en la primera ronda (0-0). Venció a Croacia y Camerún con sendos dobletes del delantero del Barcelona, pero fueron triunfos más bien deslucidos.

Enfrente no tendrá a Uruguay, su verdugo de hace 64 años, pero sí al deslumbrante equipo que eliminó a los charrúas, una Colombia que de la mano de James Rodríguez suma 11 goles a favor y dos en contra en cuatro partidos.

“Tiene una zurda con mucha calidad y está demostrando por qué Mónaco pagó mucho dinero por él”, dijo el volante brasileño Fernandinho sobre James. “No podemos darle espacio, vamos a tener que ser muy cuidadosos”.

La canarinha, en busca de su sexto título mundial, suma ocho tantos a favor y tres en contra.

El contraste entre los dos equipos es enorme. Ni siquiera la baja por lesión del artillero Radamel Falcao ha podido descarrilar a Colombia, que esperó 16 años para volver a un Mundial y 24 años para regresar a los octavos de final. Ahora entra en un territorio desconocido.

“El equipo estuvo a la altura de lo que siempre fue Colombia y también a la altura de lo que es el fútbol de hoy”, aseguró su entrenador, José Pekerman. “Es un equipo equilibrado, la estadística lo dice”, sostuvo.

Juego ofensivo

El capitán brasileño Thiago Silva afirmó que es mejor enfrentarse a un rival que propone jugar “de igual a igual” como Colombia.

“Para mí es mejor el equipo que nos ataca, que juega bien y en el caso de Colombia mejor que es diferenciada. Eso ayuda porque será un partido muy abierto”.

“Teóricamente es mejor jugar con un equipo que propone jugar de igual para igual que ante uno que se repliega atrás”, explicó.

El zaguero indicó que cuando un rival se encierra, “es difícil jugar en 50 metros, pero con 70 ó 80 metros es mejor”, y recordó la “escuela” del fútbol colombiano y a jugadores de ese país que ya fueron sus compañeros.

“Tenemos una escuela parecida, ellos tienen jugadores muy buenos como (Mario Alberto) Yepes y (Cristian) Zapata que juegan en mi posición y que los tuve como compañeros en el Milán, tienen un cabeza de área del Tolouse muy bueno (Abel Aguilar). Por eso será un partido muy bonito y de mucha calidad”.- AP y EFE

“Como no pudimos hacer goles aquí (Fortaleza) en el último partido, vamos a querer darles de presente goles (a los aficionados)”

Thiago silva

Capitán brasileño




Volver arriba