Sueño hecho realidad

Diarios alemanes califican el 7-1 como increíble

2_090714p8alephoto01
1 / 2


La Canciller Angela Merkel, quien viajará a Río de Janeiro para la final. A la izquierda, portadas de dos diarios alemanes


Los alemanes se despertaron ayer para descubrir que la aplastante victoria 7-1 en su semifinal de la Copa del Mundo ante Brasil no había sido un sueño, sino una realidad difícil de creer.

El titular de portada del periódico más vendido del país, “Bild”, decía simplemente: “7-1. ¡Sin palabras!”

El diario dedicó las siguientes seis páginas a fotos de los jugadores alemanes marcando y celebrando, y señaló el récord marcado por el veterano delantero Miroslav Klose de 16 goles en un Mundial ofreciendo a los lectores un póster de “Miro Klose, ¡dios del fútbol!”.

Al llegar por fin a las palabras, el periódico declaró al equipo como “inmortal”, diciendo: “Este 7-1 vale tanto como un título”.

“¿Qué ha sido eso? Difícil de creer”, escribió en su cuenta de Twitter la leyenda alemana del fútbol Franz Beckenbauer, quien ganó Mundiales como jugador y como entrenador.

Por su parte, el tabloide Sueddeutsche Zeitung se unió al coro de incredulidad titulando en su sitio web: “Siete-uno, ¿es real de verdad?”. E incluso el diario más serio Frankfurter Allgemeine Zeitung afirmó: “Impensable, inconcebible, incomprensible”.

El técnico de Estados Unidos Jürgen Klinsmann, que en 2006 lideró a la selección alemana al tercer puesto del Mundial como anfitriona, indicó en Twitter: “¡¡La mejor aparición alemana de la historia en un Mundial!! ¡¡Simplemente fantástico!! ¡¡Ahora conseguid la copa, JOGI y EQUIPO”.

El actual seleccionador alemán, Joachim Löw, conocido como Jogi, fue asistente de Klinsmann en 2006.

La televisión alemana ZDF, que emitió el partido, dijo que una media de 32.57 millones de personas en Alemania vio el partido. El canal indicó que se trata de un récord para un programa de televisión alemán.

Visita importante

La canciller Angela Merkel viajará a Río de Janeiro para presenciar la final de la Copa del Mundo.

Con la visita, la selección alemana tendrá quizás a su hincha más prominente en el encuentro. En tanto, la líder del gobierno alemán contará quizás con su mejor oportunidad de ver una coronación del equipo en ocho años, durante los que ha dado muestras abiertas de apoyo.

Merkel suele asistir a los partidos de Alemania desde 2006, cuando el país fue anfitrión del Mundial, unos meses después de que asumió el cargo. No es raro que visite a los jugadores en los vestuarios.

La paliza sobre Brasil colocó a Alemania en la final por primera vez desde 2002 y preparó la escena para que Angela cumpla su segunda aparición en el Mundial.

“Creo que esto casi se merece el adjetivo de `histórico’, y ahora sólo puedo decir que deseo que el equipo tenga mucha fuerza y concentración para la tarea que le queda por delante”, dijo ayer la canciller, quien ya había cruzado el Atlántico para atestiguar la goleada de 4-0 endilgada por Alemania a Portugal.

Encuentra en nuestro sitio especial una edición más del Diario del Mundial.




Volver arriba