Sabella enfrenta presión de ganar Copa del Mundo

Sabella enfrenta presión de ganar Copa del Mundo

BUENOS AIRES, Argentina (Notimex).- El técnico de Argentina, Alejandro Sabella, enfrentará en Brasil la presión de obtener la tercera Copa del Mundo de la historia para el equipo, porque cualquier otro resultado será evaluado aquí, sin concesiones, como un fracaso.

A sus 59 años, el entrenador apodado afectuosamente como ‘Pachorra’ viaja al Mundial con un equipo armado para acompañar, proteger y complementar al as de la selección y considerado el mejor jugador del mundo, Lionel Messi.

Sabella sabe que los fervorosos seguidores argentinos sueñan con una final en la que la ‘albiceleste’ gane la Copa del Mundo al anfitrión y rival histórico, Brasil.

Ese momento coronaría la etapa que el técnico inició en agosto de 2011, cuando la selección enfrentaba un momento de incertidumbre ante el despido de Sergio Batista, quien a su vez había sucedido a Diego Armando Maradona.

Con Sabella al frente, el seleccionado giró alrededor de Messi, a quien nombró capital, y encontró la estabilidad que necesitaba para avanzar en las eliminatorias mundialistas.

El tránsito rumbo al Mundial alimentó la ilusión, ya que el técnico logró que Argentina clasificara en primer lugar de las eliminatorias sudamericanas con un récord de nueve triunfos, cinco empates y dos derrotas, 3-2 ante Uruguay y 1-0 con Venezuela.

En ese camino, fueron particularmente alentadoras las goleadas por 4-1 ante Chile, 4-0 frente a Ecuador, 3-0 con Venezuela y 5-2 ante Paraguay.

También serán recordados los triunfos en partidos amistosos que Argentina no vivió como tales, ya que se enfrentó y derrotó a clásicos rivales como Brasil, en tres ocasiones con marcadores por 4-3, 2-1 y 2-1; Alemania, por 3-1, y Suecia, con 3-2.

Con estos resultados, el técnico que ganó la Copa Libertadores al frente de Estudiantes en 2009, tiene la confianza de jugadores, público y dirigentes, aunque todo ello puede venirse abajo en Brasil, donde la única opción es ganar la Copa.




Volver arriba