Robben: un demonio naranja de la velocidad

Robben: un demonio naranja de la velocidad

El holandés crece en rapidez con el paso del tiempo

Una vaca holandesa llamada Sijtje "pronosticó" victoria de Holanda

Arjen Robben simplemente parece ser más rápido cada día. El extremo del Bayern Múnich, de 30 años, ha superado en carrera a cada defensor que ha enfrentado en la Copa del Mundo hasta el momento, y además también está anotando goles.

Lejana, muy lejana, parece la final de hace cuatro años, cuando fue incapaz de definir y darle el título a Holanda.

Robben parecía condenado a ser recordado en los mundiales por la oportunidad que desperdició en el segundo tiempo de aquel partido ante España en Johannesburgo.

Al atacante del Bayern todavía le hacen preguntas sobre esa jugada, pero ha silenciado a sus críticos en este Mundial con tres goles en igual número de partidos y una asistencia perfecta para el segundo gol de su equipo contra Chile.

Holanda se llevó el Grupo B con tres victorias consecutivas, y marcó 10 goles en el camino, la mayor cifra entre todos los equipos que compiten en Brasil.

“Arjen ha hecho un trabajo maravilloso hasta ahora y en este momento no lo cambiaría por ningún otro jugador en el torneo”, lo elogió su compañero Dirk Kuyt. “Ha marcado grandes goles… espero que pueda mantener ese desempeño hasta el final”, remató el veterano Kuyt.

Robben es parte de la vieja guardia en el equipo holandés -tanto él como su compañero de ataque Robin van Persie han anotado en tres Mundiales consecutivos- y se ha ganado el respeto de los jóvenes que les pisan los talones en busca de un cupo en el equipo titular.

Muy respetado

Memphis Depay, delantero de 20 años del PSV, admira a Robben y cree que le ha dado mucho a Holanda.

“Creo que Robben es uno de los jugadores más rápidos del mundo, tanto con el balón como sin él”, aseguró Depay.

“No sé quién es más rápido (Robben o él). Creo que tal vez él”, reconoció.- AP




Volver arriba