Robben rechaza trampa

El holandés dijo que deformaron sus declaraciones

Arjen Robben, en la polémica acción que le dio un pénalti a Holanda

Arjen Robben dijo ayer que el penal que dio la victoria a Holanda contra México fue claro y matizó que unas declaraciones sobre si pudo tirarse se malinterpretaron.

El holandés cayó de manera exagerada en un contacto con Rafael Márquez en el área y consiguió que el árbitro sancionara pénalti en tiempo de reposición.

El artillero Klaas Jan Huntelaar convirtió para culminar la remontada de Holanda para eliminar a México.

Según algunas versiones de prensa, Robben confesó que se había tirado. Pero el extremo del Bayern Múnich precisó que ese “piscinazo” fue en la primera mitad y no en la acción del penal, que fue muy claro según Robben.

“La honestidad parece que se castiga”, dijo Robben en conferencia de prensa. “Hubo una falta en la primera mitad en la que fui al suelo sin que me tocaran y pedí disculpas por ello, pero no tiene nada que ver con el pénalti. Fue un penal claro, una falta clara y no hay discusión. Es una pena que esto tape el gran partido que se hizo”, agregó.

Sobre el partido, Robben reconoció que lo sufrieron y bromeó ya que “los cardiólogos de Holanda están contentos con nosotros”.

Sin miedo al castigo

Robben comentó también que no teme sanción alguna de la FIFA, puesto que lo único que hizo fue ser honesto.

“Tuvimos dos penales claros. Uno fue cobrado y no debemos seguir hablando de esto”, señaló. “Todo el mundo puede opinar. Es fútbol. Pero fue un penal claro”.- AP



Volver arriba