Precaución germana

Alemania, a evitar mismo error

Alemania deslumbró en su primer partido al reiterar su hazaña de hace cuatro años y arrancar su participación en la Copa del Mundo con una goleada 4-0. Ahora espera no repetir su segundo juego de Sudáfrica cuando se enfrente hoy a Ghana.

Los alemanes destrozaron a Australia en el comienzo de su campaña de 2010, pero luego perdieron 1-0 ante Serbia en el siguiente partido. Después de golear 4-0 a Portugal el lunes en Brasil, Alemania se muestra cautelosa para no resbalar en Fortaleza frente a Ghana, el mismo equipo al que venció 1-0 en su tercer partido de Sudáfrica para alcanzar los octavos de final.

“No puedo explicarlo, pero el segundo juego siempre es difícil tras una victoria”, señaló el viernes el volante Sami Khedira. “Estaremos totalmente concentrados contra Ghana. Es un equipo africano y son muy atléticos”.

Ghana cayó 2-1 ante Estados Unidos en su primer encuentro y no puede permitirse otra derrota, mientras que Alemania prácticamente se aseguraría un lugar en la segunda ronda con otra victoria.

“Psicológicamente, incluso después del primer partido tenemos que poner mucha atención. Una victoria no es suficiente”, advirtió el técnico alemán Joachim Loew.

Hummels, en duda

El triunfo ante los portugueses dejó como secuela la lesión de Mats Hummels. El defensa no entrenó anteayer con el equipo, aunque sí estuvo ayer en el reconocimiento de campo, y su participación se definirá un poco antes del partido.

“Espero que pueda jugar, acabamos de comenzar a acostumbrarnos a jugar uno al lado del otro y a tener más confianza”, dijo el central alemán Per Mertesacker. “Sería un pequeño interrogante si Mats no puede jugar, pero todos sabemos lo que tenemos que hacer”.

La revancha también reúne de nuevo a los hermanos Boateng, Jerome, defensa de Alemania, y Kevin-Prince, delantero de Ghana. Independientemente de si es titular el sábado, los alemanes conocen bien a sus oponentes. “Ghana es un equipo muy físico, tratan de superarte, quieren brillar”, comentó Mertesacker.- AP




Volver arriba